Habitación Hello Kitty
Aunque pueda parecer cosa de niñas, lo cierto es que la gatita más famosa de todos los tiempos tiene fans de todas las edades que no pueden resistirse a su encanto.

Aquí te dejamos algunos consejos para decorar una estancia inspirada en Hello Kitty, ya sea para las más pequeñas o para las adolescentes que siguen soñando con una habitación mágica presidida por la gatita.

La estancia infantil al más puro estilo Kitty debe comenzar por definir los colores de la habitación, que no pueden ser otros que el lila o el rosa pastel. Las paredes deberán alternar alguno de estos dos suaves tonos con el color blanco, sobre el que quedará perfecto algún mural o vinilo de la gatita.

Habitación Hello Kitty
Hoy en día no encontrarás ningún problema para comprar muebles, ropa de cama, cortinas, peluches, cajitas, lamparillas y absolutamente todo lo que se te pueda ocurrir con la preciosa Hello Kitty.

No obstante, la estancia debe evolucionar en función de la edad de las niñas, pasando de la dulzura del estilo infantil a uno algo más rebelde que el anterior. La habitación deberá de ser decorada de manera bastante sencilla, dando más prioridad a los detalles que a las grandes piezas en sí.

Habitación Hello Kitty
Prueba con colores más llamativos y modernos en las paredes como los rojos, los rosas chicle o los violeta más potentes combinados con otros en blanco e incluso negro sobre los que se puede colocar algún vinilo o sticker.

En esta ocasión los textiles ya no tienen que dar el protagonismo a la gatita, y es que es preferible que las superficies más grandes sean lisas (con los colores ya mencionados) y que se consiga el ambiente deseado con elementos decorativos más discretos como peluches, despertadores u otros detalles de merchandising que sin duda no te costará encontrar.