Habitaciones infantiles y juveniles en color rosa
Una de las cosas que más nos puede costar a la hora de decorar una habitación es elegir el color. Hay una gran variedad de tonalidades que nos atraen por diversas causas, lo que a veces hace que esa elección sea muy difícil. Hoy vamos a centrarnos en el color rosa, concretamente aplicado a habitaciones infantiles y juveniles, y lo veremos a través del mobiliario o de las paredes.

En la foto de portada podemos ver un bonito dormitorio de bebé en el que algunas paredes han sido empapeladas con papel a rayas, y otras se muestran lisas, pintadas con un sutil azul bebé, creando así un actual contraste. En el mobiliario predomina el color blanco, al cual se le añaden llamativos trazos en fucsia, lo que hace que esta habitación se vea tan luminosa como alegre.

Más propuestas

Habitaciones infantiles y juveniles en color rosa
Sobre estas líneas podemos ver un dormitorio que también juega con el contraste en sus paredes, las cuales también tienen al azul como tono protagonista, aunque en un matiz algo más fuerte. Por su parte, el mobiliario ya tiene una carga mayor del color rosa, aunque también comparte grandes espacios con el blanco.

Habitaciones juveniles

Habitaciones infantiles y juveniles en color rosa
Si bien es cierto que el color rosa en principio parece que se relaciona mucho más con habitaciones infantiles, también es verdad que son muchas las adolescentes a las que les gusta seguir disfrutando de él unos añitos más. En esta imagen podemos ver un completo dormitorio juvenil que combina el rosa del mobiliario con el lila de paredes y alfombra, que es uno de los tonos estrella de la temporada.

Habitaciones infantiles y juveniles en color rosa
Por último, un caso a la inversa, ya que aquí son las paredes las que se han pintado en un rosa bastante fuerte, dejando su matiz más pálido para algunas partes del mobiliario que, a su vez, ha sido combinado con el antracita para crear un contraste muy acertado.