Habitaciones juveniles que favorecen la concentración
Decorar la habitación de un adolescente no es, muchos casos, una tarea fácil, puesto que entran en un tramo de edad donde necesitan experimentar y mostrar su personalidad de un modo constante. Dejar que estos aspectos afloren en su día a día es aconsejable, pero no por ello debemos olvidar que están en una época muy importante también en lo que a sus estudios y futuro se refiere.

La elección del mobiliario de una habitación juvenil, y su propia distribución en el espacio, son de gran relevancia para beneficiar la concentración que requieren sus estudios de esta etapa de su vida. Es conveniente, dentro de lo posible, otorgarle al joven una estancia que cuente con bastante luz natural, así como decorarla de modo que dé la sensación óptica de amplitud, lo que les ayudará a evitar esa sensación de “encierro” en sus horas de estudio.

Es imprescindible que cuenten con una mesa de trabajo, que sólo se utilice para este fin, así como de una serie de estantes que faciliten el orden y distribución de todos los complementos que utilice habitualmente. Son muy prácticos los diseños modulares, una línea que cada año va tomando más fuerza en la decoración de interiores, ya que te permite ir añadiendo o variando la conformación del mobiliario en función de las necesidades puntuales de cada momento.

Estos diseños, a su vez, son muy básicos y lineales, dentro del estilo minimalista, lo que favorece evitar la distracción, pero no por ello son menos estéticos, ya que tienes dormitorios y estudios de gran belleza estética, orientados a cubrir las necesidades de un adolescente. Otro aspecto que te ayudará a evitar distracciones es el contar con unas paredes libres de pósters, fotografías y demás artículos decorativos que desvíen su atención.