Herramientas imprescindibles para tener en casa
Aunque no seas de mucho bricolaje, siempre hay unas cuantas tareas que toca hacer de vez en cuando en casa, como colgar un cuatro, poner la barra de la cortina, lijar un mueble, dar una mano de pintura en cualquier lugar… Esto y mucho más es habitual en todos los hogares, así que hay que estar preparados y equipados con lo básico para poder realizar este tipo de labores.

Las herramientas básicas te pueden sacar de más de un apuro en cualquier momento, pero pocos nos preocupamos por tenerlas, al menos no las más adecuadas, útiles y funcionales. Está claro que cualquiera tiene un destornillador en su casa, pero un buen destornillador ya es otra cosa. Si quieres comenzar a hacer pequeñas reparaciones básicas del hogar, toma nota de las herramientas imprescindibles para poder hacerlo.

La caja de herramientas

Herramientas imprescindibles para tener en casa
Tener una buena caja en la que guardar las herramientas es imprescindible para que estén bien organizadas y en lugar seguro, especialmente si tienes niños en casa. Mete en ella todas las herramientas y accesorios que tengas y compres, incluyendo tornillos, arandelas, el metro, etc. Te aseguro que merece la pena invertir en una buena caja de herramientas, ya que te durará toda la vida.

Herramientas manuales básicas

Herramientas imprescindibles para tener en casa
Las herramientas las podemos dividir en dos grupos: manuales y eléctricas. En este caso, en las manuales que debes tener en casa están un martillo, un juego de destornilladores, alicates, un metro, un nivel y una llave inglesa. Añade también a la caja tornillos, tacos, clavos y puntas en diversos tamaños y aplicaciones para tener de todo un poco y que no te quedes sin reparar o colocar algo por no tener esa medida.

Herramientas eléctricas básicas

Si hay una herramienta eléctrica que debería estar en todo hogar, sin duda podría decirse que es el taladro. Si no lo tienes, echa cuentas y seguro que un par de veces al año, al menos, se lo pides a alguien, y para eso es mejor tener el tuyo propio. Todas las herramientas eléctricas tienen un funcionamiento muy sencillo y su manejo es muy cómodo, así que son una apuesta segura. Además, si inviertes en equipos buenos, durarán mucho más que los más baratos.

El destornillador eléctrico también es muy útil, al menos en mi casa lo utilizamos mucho. Apretar un tornillo es muy fácil de manera manual, sí, pero si tienes que montar un mueble, se agradece muchísimo poder tener uno eléctrico que prácticamente haga todo el trabajo por ti. Hay otras herramientas eléctricas que no son imprescindibles pero que pueden completar muy bien tu caja de herramientas, como una lijadora o la novedosa multiherramienta, que grapa, corta, lija, pule, talla… prácticamente hace de todo, así que puede resultar de gran ayuda en muchos momentos.