Ideas de almacenamiento en el cuarto de baño
El cuarto de baño no debería ser uno de los espacios de almacenamiento más importantes del hogar y, sin embargo, siempre encontramos la necesidad de guardar más y más cosas (útiles o no) que creemos será necesario tener a mano en algún momento.

Precisamente por eso, y aunque adoramos los baños que amplios y luminosos, la mayoría de hogares no se decantan por los estilos más minimalistas sino por aquellos que resultan bonitos a la vez que muy funcionales.

Si estabas pensando en redecorar este espacio y te gustaría aprovecharlo al máximo toma nota de alguna de estas ideas, ¡pueden ser de gran utilidad!

Ideas de almacenamiento en el cuarto de baño
– Cuando elijas el mobiliario olvídate por completo de los muebles minimalistas que apenas disponen de un pequeño cajón y apuesta por los muebles compactos que incorporan en la parte inferior un buen armario para el almacenamiento, donde podrás guardar desde ropa de baño hasta jabones pasando por neceseres o hasta el botiquín.

– Muebles complementarios: Si el espacio es pequeño más vale que prescindas de ellos, pero si dispones de suficientes metros adjuntar muebles auxiliares (los armarios, por ejemplo) será un excelente recurso para almacenar no solamente productos de higiene y belleza sino por ejemplo también de limpieza del baño.

– Aprovecha el espacio sobre el retrete para colocar algunas baldas altas o un pequeño organizador de vinilo, pues en esta zona del cuarto de baño no acostumbras a estar de pié y por tanto no habrá peligro de golpes.

Ideas de almacenamiento en el cuarto de baño
– ¿Recuerdas los típicos espejos americanos sobre el lavamanos? Tú también puedes aprovechar para colocar un espejo sobre un mueblecito que permita almacenar pequeñas cosas, ¡son de lo más útiles!

– Si no sabes dónde colocar los jabones y champús en la bañera tienes varias opciones: Si tienes suficiente espacio, un buen recurso puede ser utilizar un estante colgante en alguno de los lados o en la esquina de la ducha, pero si el espacio es demasiado escaso lo mejor que puedes hacer es comprar un dispensador para colgar en la pared de modo que, al rellenarlo, ya podrás deshacerte de los envases.

– Utiliza colgadores de toallas, son muy útiles y apenas ocupan espacio en la estancia.

– Aprovecha la parte interna de la puerta (la que da al baño) para colocar pequeños colgadores o hasta colgadores de tela para el almacenamiento: Allí podrás guardar toallas, zapatillas de baño o productos de belleza, por ejemplo.

Una buena manera de utilizar muebles y estanterías sin abarrotar visualmente el espacio es potenciar la luz natural en el ambiente así como utilizar un mobiliario y una decoración en tonos claros que ayudarán a crear espacios más amplios visualmente.