Ideas de decoración para una casa pequeña
La decoración de una casa pequeña no tiene que ser misión imposible y aunque parezca mentira si no se tienen algunas ideas claras la decoración puede ser un problema y además puedes tardar mucho tiempo en conseguir buenos resultados. Por este motivo necesitas elementos que enseñen tu personalidad pero que no sobrecarguen la estancia, además no es necesario gastar mucho dinero ¡más bien al contrario!

Si tienes una casa pequeña y no sabes por dónde empezar para decorar para que puedas potenciar todas sus características, a continuación te traigo algunas ideas que te vendrán de perlas. Verás cómo sacar el máximo partido de una casa pequeña, potenciar la luz y la amplitud no es un trabajo arduo y complicado.

Ten en cuenta los pequeños detalles

Las cosas pequeñas en las casas con un espacio reducido destacan mucho más y además quedan fenomenal. Me refiero a adornos pequeños, pequeñas flores, pequeños jarrones, pequeñas cajas… ¡lo que quieras! Que combine con la decoración y que además aporte personalidad a cada una de las estancias.

Cortinas hechas a medida

Las cortinas para que puedan quedar bien a cada una de las estancias y para que además potencien la claridad de la ventana, tendrán que estar hechas a medida, así podrás escoger los colores, el diseño y el tamaño según sean tus ventanas y las características de cada habitación. Además ten en cuenta tu personalidad y tus gustos para conseguir resultados excelentes.

Ideas de decoración para una casa pequeña

Los contrastes son una buena opción

Los contrastes también van muy bien para la decoración de una casa pequeña porque conseguirás agregar estilo sin perjudicar a la iluminación o la amplitud de la estancia. Pero te aconsejo que para conseguir mejores resultados, el color dominante de la estancia sea el blanco. Son todo beneficios porque el blanco encaja bien con todo y te aportará todo lo que necesitas en una casa pequeña: amplitud, luminosidad, calma, relajación y bienestar.

Mesas pequeñas o plegables

Las mesas de tu casa pequeña, ya sea la mesa de un comedor o la mesa de centro del salón no tienen por qué ser grandes ¡sólo te ocuparán más espacio de la cuenta! La mejor opción es contar con una mesa más pequeña e incluso con una plegable para extender únicamente cuando tengas visitas en casa. De este modo podrás ahorrar espacio.

Lo mismo ocurre con las sillas, ten las justas en casa y las demás que sean plegables para poder tenerlas guardadas siempre que no se utilicen.

Recuerda que las plantas y los lugares de almacenamiento son imprescindibles.