Ideas originales para la habitación infantil
La habitación infantil tiene que ser un lugar donde nuestros pequeños puedan dar rienda suelta a la imaginación, espacios llenos de luz, color y de elementos especialmente pensados para la diversión y el juego sin renunciar a los momentos de descanso.

Sin embargo, las opciones que encontramos en algunas revistas de muebles nos proponen interiorismos más bien sobrios con los que nosotros no queremos ‘castigar’ a nuestros pequeños… Si no es ahora el momento de soñar, ¿cuándo lo será?

A continuación te dejamos algunas buenas ideas para que regales a tus hijos la habitación más divertida y original que jamás hayan visto:

– Paredes: Son las principales encargadas de dar a la habitación un poco de vida puesto que son la base de la decoración. Además de utilizar colores claros, alegres y llamativos sobre ellas también te recomendamos decorar alguna con divertidos vinilos decorativos, con uno de esos papeles pintados con dibujos para pintar a mano o con pinturas de efecto especial como las de pizarra o las imantadas donde colgar sus dibujos.

Ideas originales para la habitación infantil
– Decoración temática: Es una gran idea para personalizar su habitación con aquellas aficiones y personajes que más les gustan, por ejemplo. Puedes conseguirlo a través del color y también a través de un montón de elementos decorativos: si a tu hijo le gusta el baloncesto, por ejemplo, quizá puedas decorar en tonos naranjas, colgar algún vinilo relacionado y hasta una minicanasta con la que seguro se entretendrá.

– Mobiliario: Convierte su cama en una casa de árbol, en un coche de carreras o en la cama de una princesa de cuento de hadas… ¿Cómo? Sencillamente haciéndote con las telas y los materiales necesarios para recrear los objetos más fundamentales de las decoraciones temáticas de las que te hablábamos anteriormente. Si ya tiene unos cuantos años y el peligro comienza a desaparecer, también puedes comprar una de esas camas altas (¡las hay incluso con toboganes!) y cubrir el espacio inferior con una tela decorativa para que tengan su propio escondite secreto.