Ideas para aprovechar las ventanas
La falta de espacio: un problema que comparten miles de personas en nuestro país. ¿Y qué podemos hacer para solucionarlo? Pues lo cierto es que muchas cosas, aunque la clave principal está en aprovechar todos los rincones posibles para obtener un espacio extra.

Uno de los lugares que suele estar más desaprovechado y que puede darnos buenas soluciones a la falta de espacio es el que se encuentra bajo las ventanas de pasillos, dormitorios, salones, cocinas… Ten en cuenta que allí donde haya una ventana podrás crear un mueble que te será muy útil para tu hogar. Hoy en Interiorismos vamos a darte unas cuantas ideas para que las pongas en práctica. ¿Nos acompañas?

Dormitorio

El bajo de una ventana es el espacio perfecto para planificar varios cuerpos de armario a medida, con cajones para los complementos y la ropa interior o zapateros. También puedes aprovechar el espacio que existe bajo la venta de tu dormitorio para colocar una o varias camas.

Ideas para aprovechar las ventanas

Toque decorativo final

Por supuesto, las repisas de las ventanas pueden servirte para darle el toque final a la decoración de cualquier estancia. ¿Cómo? Con una hilera de plantas, una lámpara, unas flores… El truco está en decorar hacia dentro y hacia a fuera.

Ideas para aprovechar las ventanas

Zona de lectura

Una ventana entre dos tabiques puede servirte para crear una zona de lectura si colocas un banco a medida. De esta manera también conseguirás un mirador, sumarás plazas de asiento y un almacenaje extra. En la parte superior del banco puedes alternar colchonetas y cojines para mullirlo.

En la cocina

Comer con luz natural también es saludable y relajante. Por eso, es interesante situar el office junto a una ventana, donde puedes instalar un banco, que gana muchas plazas de asiento. Si no, también puedes instalar una mesa y unas sillas ligeras.

Ideas para aprovechar las ventanas

Zona de estudio

El rincón de la ventana también puede servirte como zona de estudio, ya que no hay nada mejor que la luz natural. Si quieres, para matizar la entrada de luz, puedes vestir tu ventana con estores y complementar tu escritorio con cajones o baldas en las paredes.