Ideas para centros de mesa de Navidad
La decoración del hogar y muy especialmente la de la mesa sufren un gran cambio durante la época más mágica del año, cuando nuestros hogares se llenan de la luz y el color de la Navidad para contagiarlo todo.

Sin embargo, más allá de tradicionales detalles decorativos como los árboles de Navidad, las guirnaldas y las figuritas de Papá Noel por todas partes también debemos tener en cuenta otro elemento secundario que resulta encantador: el centro de mesa.

Si estás cansada de tu centro de mesa tradicional y te gustaría lucir uno nuevo estas fiestas atiende, porque te dejamos algunas ideas fáciles, decorativas y económicas con las que conseguirlo.

1. Velas: He aquí la opción más sencilla, elegante y decorativa de todas. Puedes encontrar una amplísima variedad de velas en todo tipo de estilos, formas y colores navideños (rojo, dorado, blanco, plata…) para decorar tu centro de mesa presentándolas con distintos diseños como por ejemplo sobre grandes candelabros, vasitos transparentes o sobre un plato combinando velas de varios tamaños (siempre del mismo color o combinable, como mínimo) y añadiendo algunas flores secas, si te apetece.

Ideas para centros de mesa de Navidad
2. Centros florales: También los hay muy variados, aunque los más tradicionales probablemente estén hechos de forma natural o artificial a base de ramas de pino y flores de la poinsettia.

3. Elementos naturales: Los frutos secos y las piñas son otros elementos tradicionales de la temporada, algo que puedes tomar directamente de la naturaleza para trasladarlo a tu hogar. Una buena idea es montar el centro con un platito de base, dar una capa de pintura sólida o spray del color que prefieras a los elementos naturales (rojo, dorado, etc.) y colocarlos alrededor de algunas velitas.

Ideas para centros de mesa de Navidad
4. Bolas y adornos : Es una idea original y económica para decorar tu mesa, pues solo necesitarás un bonito recipiente de cristal o una bandeja (lo dejamos a tu elección) y algunas bolas en un par o tres colores combinadas. El año siguiente puedes intercambiarlas con las del árbol… ¡Y tendrás decoración ‘nueva’ por el mismo precio!

Muchas de las ideas anteriores también pueden ser combinadas. Piensa tu propio diseño, hazte con los materiales y… ¡Consigue tu propio centro de mesa único y personalizado!