Ideas para colocar las toallas en el baño
Las toallas, al igual que otros elementos del cuarto de baño, son imprescindibles para una buena higiene y, para ser más prácticos, necesitamos que sean accesibles. Por otro lado, además de ser fundamentales para una correcta higiene, pueden llegar a ser un excelente complemento decorativo.

Aunque a menudo colocar las toallas dentro del cuarto de baño puede provocarte problemas de distribución y de espacio, es una opción genial para tener un baño bonito con un poco de imaginación y de gusto. A continuación os damos unas cuantas sugerencias para colocar las toallas, ya sea por accesibilidad o por decoración.

Una de las principales opciones que tienes a la hora de guardar las toallas en el baño es colocarlas dentro de un armario, sobre todo si éstas no son lo suficientemente bonitas como para mostrarlas.

Si tienes espacio suficiente, coloca una silla del mismo estilo que tu baño y coloca las toallas encima.

Para que tu baño dé una sensación de orden, puedes ordenar las toallas por colores dentro de tu armario o en una estantería. Puedes organizar un degradé de abajo hacia arriba y ordenar por filas pequeñas. Otra opción es ordenarlas por filas de colores, consiguiendo un aspecto muy atractivo.

Una buena opción y muy decorativa es organizar las toallas en un perchero. Además, es una genial idea para mantener el orden dentro del baño y conseguir que se sequen más rápido.

Las toallas te quedarán geniales si las enrollas y las colocas dentro de un cesto. De esta manera, además de tener un baño estupendo, los invitados sabrán de dónde sacar las toallas cuando las necesiten. También puedes meterlas dobladas, intercambiando colores para lograr un efecto visual atractivo.