Ideas para conseguir más luz en pisos pequeños
Hace unos momentos os dábamos algunos consejos para decorar estudios o pisos de dimensiones muy reducidas, entre ellos que procuraseis crear un espacio limpio y luminoso gracias al uso moderado de muebles para el almacenamiento.

Pues bien, en este sentido podemos hacer algunas cosas más para favorecer una perfecta iluminación que distribuya la luz natural a lo largo y ancho de todo el espacio. Estos estudios acostumbran a tener pocas ventanas, por lo que es esencial saber cómo aprovechar al máximo la poca luz que recibimos.

Aquí te dejamos algunos buenos recursos para favorecer un espacio en el que se potencie una buena propagación de la luz natural.

Paneles decorativos de cristal: Estas paredes transparentes son perfectas para separar espacios, pues no sólo ocupan muy poco (apenas un par de centímetros) sino que además son perfectos elementos decorativos que fomentan el traspaso de la luz entre estancias.

Ideas para conseguir más luz en pisos pequeños
Cubos de cristal de pavés:Utilizar estos cubos transparentes es una gran idea para separar espacios fomentando el paso de la luz. Entre la sala de estar o comedor y el dormitorio será perfecto para diferenciar la atmósfera privada de la comunitaria.

– Pintura con efecto metalizado: Son ideales para multiplicar la luz. Aunque puedes conseguirlas en una amplia gama de colores, lo mejor es que potencies los metalizados claros en la mayor parte del espacio relegando a una sola pared los tonos más oscuros para que la luz pueda rebotar por la estancia.

– Espejos en las paredes: Lo importante no es cuáles ponemos, sino dónde y cómo los colocamos. Ubícalos frente a una puerta o una ventana para dar profundidad y para ayudar a reflejar la luz, pero nunca permitas que reflejen una pared vacía puesto que lo único que conseguirás es acercarlas todavía más visualmente.

– Puertas de cristal: Si el cristal ya es un material perfecto para reflejar y dejar que la luz traspase, mucho mejor si lo utilizamos incluso en las puertas del hogar. Intenta que sean correderas y no sólo ganarás espacio visual sino también físico.

– Abrir paredes: Si la cocina se convierte en un lugar muy apagado y falto de vida y tu economía te lo permite puedes hacer una reforma y abrir un espacio en la pared que contacte con el salón para permitir una mayor entrada de la luz.