Ideas para crear un punto focal
¿Te ha ocurrido alguna vez que al entrar por primera vez en una estancia tu vista ha ido directamente hacia un lugar concreto? Esto se debe al punto focal que tienen casi todas las habitaciones.

Al crearlo, cualquier estancia adquiere una sensación de balance y unidad. Además, un punto focal puede expresar el estilo de la habitación y decir mucho sobre las personas que allí residen. Este punto focal puede ser desde la gran chimenea del salón hasta el ventanal con vistas al jardín o a la calle. Sin embargo, muchas casas no disponen de este tipo de características arquitectónicas, por lo que es aconsejable crear uno. Si quieres saber cómo, a continuación te damos algunas ideas.

La decoración requiere siempre de un punto focal, es decir, un objeto que defina la tendencia, el estilo y la personalidad del ambiente. El protagonista que define un ambiente no tiene que ser ni caro, ni grande, ni espectacular. Se trata, solamente, de encontrar una pieza de gran personalidad decorativa.

El punto focal depende mucho del tamaño y de la forma de la habitación. En caso de estancias no cuadradas, te recomendamos que coloques el sofá en una de las paredes más largas y, para llamar la atención sobre éste, cuelgues un espejo o una pintura. De la misma forma, para acentuar la chimenea puedes valerte de los mismos elementos, que deberás situar en la parte superior.

Ideas para crear un punto focal
El punto focal de los dormitorios suele ser la cama. Por ello, una agradable cabecera o algo colgado en la pared puede hacer que cambie el enfoque. Una buena idea puede ser colocar estantes, que podrás situar en otras zonas del hogar. También los armarios o vitrinas pueden ser buenos puntos focales para tu casa, siempre y cuando no los pongas en una esquina oscura. Además, te valdrán algunos objetos con personalidad como globos terráqueos, mesitas de madera natural o cuadros vintage.