Ideas para decorar con vinilos
Aunque estamos acostumbrados a utilizarlos habitualmente en sustitución de los cuadros en nuestras paredes, los vinilos o stickers son un recurso decorativo aplicable en muchos otros aspectos del interiorismo de nuestro hogar.

De hecho, los vinilos pueden ser una gran idea para cambiar el aspecto de tus estancias de la forma más sencilla y con una inversión mínima.

¿Quieres conocer algunas buenas ideas? ¡Echa un vistazo a lo que te contamos!

Ideas para decorar con vinilos
– Pared: Es el lugar principal en el que más habitualmente los colocamos, y es que es una opción sencilla, barata, muy fácil de poner y quitar y además resulta uno de los mejores complementos decorativos.

Hoy en día hay en el mercado una gran variedad de diseños distintos, desde los más elegantes hasta los más divertidos pasando también por otras originales ideas como los relojes de pared de vinilo o los stickers que imitan a los cuadros, por ejemplo.

Ideas para decorar con vinilos
– Azulejos: ¿Quieres dar un toque de personalidad a tu cocina o tu cuarto de baño? Hazte con unos stickers especiales para azulejos y colócalos de forma equilibrada aunque aparentemente desordenada por toda tu pared.

Ideas para decorar con vinilos
– Superficies de electrodomésticos: La mejor manera de dar un toque fresco y divertido a tus aparatos de la cocina; puedes escoger desde los diseños más llamativos (como los frutales de la imagen) hasta otros más sencillos que podrás utilizar también sobre los muebles.

Ideas para decorar con vinilos
– Interruptores, enchufes y cables: Da un toque original que quite el protagonismo a esos funcionales y no demasiado estéticos elementos de la habitación con algunos vinilos decorativos, que pueden estar sobre la misma pieza en sí o en sus alrededores.

– Sustitución de elementos : La cabecera de la cama, el perchero o el tradicional reloj, por ejemplo, pueden ser sustituidos por un divertido vinilo que imite sus formas sin ocupar el más mínimo espacio en la habitación.

Recuerda que lo único que necesitarás para poder colocar un vinilo decorativo es una superficie lisa, pues las bases rugosas como los estucados venecianos o gotelés de las paredes no adaptarán bien el dibujo y además no permitirán que luzca como debería.