Ideas para decorar la habitación del bebé
Decorar la habitación del bebé posiblemente sea una de las cosas que con más ilusión preparan los padres a la espera de la llegada del nuevo miembro de la familia.

Sin embargo, la ilusión no lo es todo a la hora de llevar a cabo un buen diseño, por lo que no estaría de más que siguieses unos pasos para ponerte manos a la obra.

Lo primero que deberás hacer es escoger el color de la habitación. Si ya sabes el sexo del bebé puedes orientarlo como se ha hecho tradicionalmente, con el color rosa para las niñas y el azul para los niños. No obstante puedes atreverte y romper los moldes innovando con muchos otros colores más llamativos aunque también infantiles en sus gamas más suaves: lilas, naranjas, verdes, amarillos… Colores neutros que no llevan el peso de la distinción sexual y que resultan más divertidos que los habituales.

Una de las últimas tendencias es también optar por los espacios más claros, con paredes blancas o en crema y tonos muy naturales tanto en el mobiliario como en la ornamentación de la habitación.

Puedes decorar alguna de las paredes con unos stickers decorativos o vinilos con motivos infantiles destinados a bebés y no a niños, pues ya tendrán tiempo de crecer.

En cuanto a los muebles, lo mejor es que pongas solamente los elementos más básicos para los cuidados y las necesidades del bebé: una cuna, una cajonera con cambiador y un armario deberían ser suficientes. Además, esto favorecerá una mayor propagación de la luz en la habitación y por tanto más sensación de espacio y tranquilidad.

Si los muebles tienen ya suficiente ornamentación o colores no debes recargar el resto de la habitación con elementos innecesarios o que llamen demasiado la atención; sin embargo, si has decidido comprar unos muebles bastante sencillos podrás dar el toque de color y alegría en otros elementos como las cortinas, la lámpara o algún que otro peluchito por la habitación.

Y por encima de todo, procura que la habitación sea un lugar seguro en el que puedan jugar sin peligros: tapa los enchufes de la corriente con protectores, no pongas nada con cables a su alcance y coloca una alfombra para que puedan sentarse sin pasar frío.