Ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado
Pocas estancias de la casa se decoran con tanta ilusión como la habitación de un bebé, un espacio al que se le dedica un interés especial y muchísimo amor. Además, la gran variedad de mobiliario disponible, así como otros objetos decorativos, hacen que se tarea siempre dé como resultado un ambiente muy atractivo y lleno de encanto.

Pero más allá de los muebles y los accesorios, hay otros aspectos que también son muy importantes, tales como la decoración de las paredes. Por eso hoy veremos algunas ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado, una técnica que vuelve pisando fuerte y que será de gran ayuda para crear ese ambiente especial que estás buscando.

Los diseños

Ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado
Existe una gran variedad de diseños en papel pintado, algunos son de uso específico infantil y otros no tanto, como el de rayas verticales que aparece en la primera fotografía, pero bien ves que puede quedar perfecto gracias a la selección de tonos neutros y a que la otra pared luce un enorme oso. Otra propuesta que también está de máxima actualidad es el patchwork, que en el caso de la segunda imagen se combina con otra pared de topitos blancos sobre fondo azul.

Las flores

Ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado
El papel pintado con motivos florales es otra opción que resulta muy alegre, y en este sentido podrás encontrar diseños muy llamativos y coloristas, así como otros que jueguen únicamente con los contornos, dejando que el protagonismo recaiga sobre el color del fondo.

Ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado
Sea cual sea el diseño que elijas, la forma de aplicación más actual es aquella que te invita a usar el papel pintado sobre una pared, y pintar el resto de la estancia en un color que haga juego.

Buscar el equilibrio

Ideas para decorar la habitación infantil con papel pintado
En cualquier caso, algo que debes tener en cuenta a la hora de empapelar la habitación es que el diseño del papel mantenga el equilibrio con el mobiliario que hayas elegido, buscando la armonía en el resultado final, algo que también puedes conseguir con tonos más vivos y chillones como los de la última imagen.