Ideas para dividir una habitación compartida
Todos somos conscientes de que hoy en día es muy difícil poder vivir en una casa grande donde todos los miembros de la familia tengan espacio suficiente para todo. Por eso, hay que ingeniárselas para poder vivir de la manera más amplia y cómoda posible. Algo que se ha puesto en práctica desde siempre para este tipo de situaciones son las habitaciones compartidas. Es posible que si tengas hermanos, hayas tenido que convivir con él durante bastantes años.

Por un lado, la experiencia de compartir el dormitorio con un hermano puede ser muy gratificante aunque, en ocasiones, es necesario un poco de intimidad. Por ello, vamos a darte unos cuantos consejos para que puedas dividir una habitación, que también pueden tener en cuenta aquellos estudiantes o adultos que deben compartir habitaciones cuando se independizan.

Una buena idea es crear un muro, siempre y cuando el espacio lo permita. El acceso a la segunda habitación puede hacerse mediante una puerta o una puerta corrediza. Se trata de la solución perfecta para conseguir el máximo nivel de privacidad. Una idea menos drástica, más barata y sencilla es colocar mamparas, que podrás mover, quitar o cambiar de lugar. Además, las encontrarás en muchos estilos y diseños diferentes.

Ideas para dividir una habitación compartida
También puedes dividir el dormitorio mediante elementos de diseño. Por ejemplo, cada mitad puede tener su propio tema o combinación de colores. El mobiliario también puede ser de gran ayuda: estantes colocados espalda con espalda, la instalación de una estantería abierta desde el techo hasta el piso… Sin embargo, hay que tener cuidado de que los muebles no puedan arrastrarse ni derribarse.

Ideas para dividir una habitación compartida
También puedes optar por colgar una cortina del techo, que podrás abrir y cerrar en cualquier momento. Con esta idea desperdiciarás muy poco espacio y, si utilizas una tela gruesa, podrás hasta bloquear la luz y puede que algún tipo de sonido del otro lado de la habitación.