Ideas para mejorar una casa vieja
Decorar el hogar suele ser siempre una experiencia muy satisfactoria, aunque puede volverse traumática si se trata de una casa vieja o que no ha sido reformada durante mucho tiempo. La falta de presupuesto o el hecho de que sea un piso de alquiler, pueden hacer que no podamos hacer todo lo que quisiéramos en el lugar. Sin embargo, siempre hay cositas que podemos hacer para crear un espacio agradable donde poder vivir a gusto. ¿Quieres conocerlas?

Lo normal es que una casa vieja tenga las paredes en blanco y con grietas y desconchados. Con dedicarle un par o tres de fines de semanas, conseguirás un resultado genial. Arréglalas con aguaplast y lija y dale unos aires de color. Puedes pintar el salón de tonos neutros y suaves y utilizar colores más atrevidos para otras estancias, como las habitaciones.

Ideas para mejorar una casa vieja
Otro de los pasos que tienes que seguir para mejorar tu viejo hogar es recuperar las puertas y suelos. Si son de madera y parquet y están faltos de brillo o ajados, solo te bastará con aplicar una mezcla de aceite de oliva y vinagre (dos partes de aceite por una de vinagre). Es importante que utilices vinagre claro para las puertas más claras y a la inversa para puertas oscuras. Además, deberás poner papel o plástico debajo de ella para evitar que el suelo se manche.

Si la casa venía con muebles viejos y no te gustan, no tienes por qué quedártelos. Puedes venderlos o, simplemente, deshacerte de ellos. Sin embargo, los muebles antiguos pueden darle mucha personalidad al hogar. Prueba a pintarlos o rehabilitarlos si quieres darle a tu casa un toque rústico.

Por último, unas cortinas alegres o unos cojines coloridos te serán de gran ayuda. Además, los complementos como cuadros, centros de mesa o floreros mejorarán mucho el ambiente.