Ideas para ocultar los cables
Los cables visibles en las paredes o los suelos de las estancias no solamente son una de las cosas más antiestéticas que podemos encontrar en el hogar sino que además suponen todo un peligro para el tránsito de las personas.

Por todo esto es imprescindible que, si es tu caso, comiences ya a ponerte manos a la obra para conseguir una estancia libre de cableado eléctrico (al menos a la vista).

Aquí te dejamos desde las más tradicionales hasta las más originales ideas para conseguirlo. Echa un vistazo y hazte con la que más te guste o te interese:

Cables Fijos
El sistema más tradicional es el de las canaletas o rodapiés fijos. Estos se fijan alrededor de las paredes y contienen en su interior los cables fijos del hogar. Lo mejor es que hay distintos diseños (algunos blancos más sencillos y otros de madera, por ejemplo) que permiten una mejor adaptación al espacio utilizando los mismos tonos que el mobiliario o los marcos de las ventanas para conseguir un aspecto lo más estético posible.

La desventaja de este sistema es que las canaletas vienen en tamaños estándar, por lo que deberás medir el largo que se deseas cubrir y cortar la canaleta en la justa medida.

Cables variables
Para los cables que no son fijos como los anteriores tenemos varias opciones, algunas un tanto más rudimentarias y otras de lo más creativas.

Si dispones de un mueble cercano a la entrada de los enchufes la mejor solución será procurar ocultarlos ligeramente tras él para no tener que ocupar más espacio con aparatos para disimularlos.

Si no es tu caso entonces sí que deberías buscar originales y estéticos recursos para que queden disimulados. Echa un vistazo a estos tres diseños, ¡te encantarán!

Ideas para ocultar los cables
1. Studio Manzano propone una estructura en forma de ‘roca’ para acoplar a la pared. Su interior está hueco por lo que en él podrás introducir no solamente los cables sino incluso hasta cuatro enchufes.

Ideas para ocultar los cables
2. Similar aunque más divertido es el perrito Woofy, que ofrece hasta tres enchufes en su interior.

3. Las ‘picket fence’ de Karl Zahn, un divertido diseño que recorre las zonas más bajas de tu pared como si de una coqueta valla blanca se tratase. Es fácil y cómodo de colocar, y es que las plaquitas se pegan con un adhesivo en el zócalo que crea un hueco entre valla y pared por donde pasarán los cables.

Tomes la decisión que tomes, recuerda que es importantísimo desconectar siempre la corriente general del hogar para evitar imprevistos u accidentes.