Ideas para refrescar tu hogar en verano
Aunque en verano aprovechamos cada rato libre para salir a la calle a disfrutar del buen tiempo, lo cierto es que como ya habíamos oído decir en cierta película protagonizada por Judy Garland, ‘se está mejor en casa que en ningún sitio’…

Sí, porque no podemos acondicionar ningún otro lugar como nuestro propio hogar para encontrarnos frescos, a gusto y resguardados del a veces agobiante calor del verano.

¿Quieres algunas buenas ideas para hacer de tu hogar tu refugio de verano? ¡Echa un vistazo a lo que te contamos!

Ideas para refrescar tu hogar en verano
Lo primero que debes hacer es reducir el calor del ambiente por todos los medios posibles: Apaga aparatos electrónicos como televisores y ordenadores cuando no los vayas a utilizar, cambia unos electrodomésticos utilizando otros (horno por microondas, por ejemplo) y utiliza bombillas de leds en vez de las tradicionales incandescentes… ¡Verás cómo los grados de casa bajan en gran medida!

Ahora suma a esta bajada de temperatura algunos equipos de refrigeración (aire acondicionado, ventiladores, etc.) y potencia las corrientes de aire natural por la casa abriendo ventanas apuestas de zonas en las que no se reciba demasiado el sol.

Los textiles también tienen mucho que ver en esto, y no solamente porque refrescan la estancia a nivel visual sino porque algunos tejidos pueden llegar a generar mucho calor en el ambiente (piensa en los de algunos sofás, por ejemplo).

Apuesta por los tejidos claros y luminosos en materiales como el lino, el algodón o la muselina para cubrir tus ventanas, sillas o sofás, por ejemplo, así como también por los tejidos llamativos y desenfadados en elementos secundarios como los cojines. Por supuesto olvídate de la alfombra hasta el próximo otoño.

Por último te recomendamos que incluyas en el espacio algunos elementos naturales como flores y plantas, pues dan un toque fresco y natural a las estancias a la vez que ayudan a mejorar la calidad del aire y del ambiente de las mismas.