Ideas para un baño femenino
Aunque cuando nos vamos a vivir en pareja debemos adaptarnos a los gustos y estilos de la otra persona, cuando vivimos en soltería la decoración solo depende de nosotros y por tanto nos podemos permitir decorar cada pequeño detalle a nuestro gusto.

En este sentido, si eres una mujer quizá quieras diseñar el interiorismo de tu hogar con toques muy femeninos… Ya te habíamos hablado de dormitorios muy femeninos, y en esta ocasión centramos la atención en los cuartos de baño.

Guste o no, los colores predilectos para las decoraciones femeninas son el rosa y el violeta, aunque en muchos casos también el rojo puede tomar parte del protagonismo. Sin embargo, para que la decoración con estos tonos no resulte excesivamente cargante u empalagosa será necesario combinarlos los colores más básicos como el blanco y el negro, por ejemplo.

Ideas para un baño femenino
Teniendo en cuenta lo anterior existen muchos modos de dar toques femeninos a la decoración. Algunas ideas podrían ser las siguientes:

– Paredes: Las opciones son muy variadas, y es que podrás utilizar desde un papel pintado liso o estampado en estos tonos hasta azulejos decorativos con motivos decorativos (florales, por ejemplo), azulejos de tonos suaves combinados entre sí o sencillamente pintar las paredes en rosa o lila… En este último caso, los tonos más llamativos probablemente resulten mejores para los cuartos de baño más modernos.

Ideas para un baño femenino
– Muebles: Aunque la madera de tono natural es el clásico de los baños, los acabados lacados y brillantes en blanco o negro son una de las últimas tendencias que además quedarán genial en contraste con el rosa o el lila predominante en la decoración. Muchos muebles lacados también combinan ambos colores (uno básico y uno llamativo) sobre la superficie.

– Sanitarios: Increíble pero cierto. Los sanitarios de colores también existen, y aunque nos parece un poco excesivo puede que no esté de más incluirlo para conseguir una decoración de lo más dulce.

– Textiles: A pesar de que son un simple complemento, comprar toallas en colores completamente contrarios a los tonos del baño puede suponer la ruina de nuestro interiorismo. Hazte con cortinas, toallas y albornoces lisos o decorados que como mínimo cuenten con un ligero predominio de los colores que te hemos recomendado.

Ya ves, una decoración ideal para vivir tus momentos de relax de color de rosa.