Ideas para un recibidor rústico
Las grandes casas rurales y hasta los pisos en el pueblo o en la montaña a menudo optan por estilos decorativos de tipo rústico que les permiten integrar a la perfección el interiorismo del hogar con el entorno exterior que se encuentra de puertas hacia fuera.

El recibidor será el lugar de transición entre ambas partes, por lo que es imprescindible encontrar una decoración a la altura… ¿Cómo? A continuación te contamos algunos de los puntos de base que no debes olvidar.

Para conseguir un perfecto recibidor rústico debes tener en cuenta que el espacio requiere un ambiente cálido y acogedor que invite a entrar en el hogar pero que, a la vez, también sea de lo más práctico y decorativo posible.

– Recubrimientos: Los materiales por excelencia serán la piedra y la madera, empleados tanto para cubrir paredes y suelos como para decorar los techos en algunos casos como por ejemplo el de las vigas de madera (decorativas o no). Teniendo en cuenta que estos materiales pueden no ser demasiado económicos, te recomendamos echar un vistazo también a los recubrimientos de imitación.

Ideas para un recibidor rústico
– Muebles: Sin lugar a dudas deben ser de madera o forja y presumir de líneas un tanto rústicas o clásicas, respectivamente. Aunque dependerá del espacio con el que cuentes, te recomendamos añadir al básico que es la mesa o cajonera con espejo otros elementos como los percheros, los armarios y hasta las butacas y sofás; recuerda que un mueble recuperado proporcionará un aire más oriundo y encantador al espacio.

– Textiles: Los más recomendables son aquellos de fibras naturales poco tratadas como el lino, el algodón natural o el ratán, por ejemplo. Si quieres añadir un poco de color a la sobriedad de los muebles y los recubrimientos una buena idea es colocar alguna cortina, cojines (si colocas butacas) y hasta una alfombra en tonos vivos (rojos, azules, amarillos, etc.) para dar un poco de alegría al espacio.

Por último, un elemento imprescindible para los recibidores rurales son las plantas… ¡no olvides dar un toque verde a tu decoración!