Ideas prácticas para decorar pisos pequeños

Los pisos amplios son cosa del pasado, al menos por norma general, ya que hace unos años las constructoras decidieron hacerlo todo más pequeño para así construir más pisos y, por lo tanto, ganar más dinero. Si estás buscando piso o ya has encontrado uno y es muy pequeño, no desesperes, echándole imaginación y ganas podrás decorarlo perfectamente y aprovechar al máximo cada rincón.

También hay que decir que los pisos pequeños tienen varias ventajas, especialmente dos que a mi me resultan muy interesantes. Por un lado, son más baratos que los que son más grandes, algo obvio ya que el precio se calcula en base a los metros cuadrados. Por otro, tendrás mucho menos que limpiar, y eso se agradece muchísimo, especialmente si no sueles tener mucho tiempo para ello.

¿Cómo decorar pisos pequeños?

Lo primero que tienes que hacer es mirar el piso con ilusión, pensar en cómo decorarlo como si fuera tu piso ideal, ya que en realidad no son más que paredes y suelo, el interior será lo que tú quieras que sea. Piensa en el ambiente que quieres lograr, buscando siempre opciones que te permitan aprovechar más cada espacio y hacer que se vea todo más amplio. Ahí está la clave, si sabes cómo sacarle partido a cada metro, podrás conseguir todo lo que te propongas a nivel decorativo.

Como actualmente son muchos los pisos pequeños, las firmas de muebles y decoración tienen muy en cuenta los espacios pequeños, por lo que ofrecen un gran número de soluciones que sin duda son perfectas para cualquier vivienda con escasez de metros.

Iluminación

Uno de los principales inconvenientes que nos solemos encontrar en los pisos pequeños es que la iluminación suele ser bastante escasa, ya que no quieren ocupar mucho espacio con ventanas. Si es el caso del tuyo, un buen truco es pintar las paredes de blanco para que la luz natural se potencie al máximo, y también colocar algunos espejos en los que se refleje la luz al entrar por la ventana. Ambas fórmulas aportarán mayor luminosidad natural y no será necesario gastar demasiada de la artificial.

Volviendo a la pintura, un buen truco es pintar una pared de un color y las demás de blanco, ayuda a crear un efecto de amplitud que resulta muy interesante al rebotar la luz natural en ambos colores.

Falta de espacio

Ya sabemos que el principal problema de los pisos pequeños es la falta de espacio, y si es de tu propiedad la solución para lograr estancias más amplias es muy sencilla: tirar tabiques. Lógicamente, debes informarte primero de si el tabique en cuestión se puede tirar, así podrás redistribuir el piso según tus gustos y necesidades.

Ideas prácticas para decorar pisos pequeños
Está claro que es una inversión importante, pero un amigo lo hizo recientemente y le quedó el piso espectacular. Si dejas todo el espacio abierto, tipo loft, puedes separar ambientes con biombos, paneles japoneses o puertas correderas.

Separar ambientes

Separar ambientes es imprescindible para poder aprovechar mejor cada espacio, sobre todo cuando se trata de estancias pequeñas. Lo más habitual es hacerlo con biombos o paneles japoneses, por ejemplo para separar la zona de descanso en el salón de la zona de comedor. Si poner uno te entorpecería bastante, opta por separar las zonas con alfombras, es más visual y cumple a la perfección con su cometido.

Muebles para pisos pequeños

Por último, los muebles, sin duda muy importante saber elegirlos para que se adapten al espacio y podamos aprovecharlos lo máximo posible. Muchas veces tenemos más de lo que necesitamos solo por si algún día nos viene bien tenerlo. Por ejemplo, no es necesario tener una mesa para 6-8 con sus correspondientes sillas si somos dos, es mejor poner una mesa pequeña que sea extensible y tener las sillas justas, además de otras plegables que no estén a la vista para cuando recibamos visita.

Para la zona del salón y el dormitorio puedes encontrar muchas soluciones prácticas y originales, como un sofá que se convierte en cama por la noche o una tarima bajo la cual sale un colchón, estando encima la mesa del ordenador y sacando la cama a la hora de dormir.