Ideas prácticas para la habitación del bebé
La habitación del bebé es probablemente una de las estancias del hogar que con más ilusión y cariño decorarás, más después de tantos meses esperando la llegada del nuevo miembro de la familia…

Sin embargo, no puedes dejarte llevar por la emoción a la hora de llevar a cabo la decoración de la estancia, pues es fundamental que te informes acerca de algunas ideas prácticas como de decoración que te servirán para crear espacios de lo más decorativos y funcionales. ¡No pierdas detalle!

– Decoración: Escoge no más de dos o tres colores para la decoración así como también alguna temática decorativa si te apetece (animalitos, princesas, piratas, cuentos tradicionales o personajes, etc.).

No obstante, si quieres garantizar la perdurabilidad de la decoración durante unos años lo mejor es no utilices motivos y colores exclusivos de bebés y que apuestes por tonos fácilmente combinables para poder redecorar.

– Mobiliario: Escoge muebles que puedan adaptarse al crecimiento del bebé o, lo que es lo mismo, que puedan seguir utilizándose durante sus diferentes etapas de crecimiento. Aunque probablemente con la cuna sea difícil (aunque las hay que se transforman en cama) sí que podrás hacerlo con armarios, cajoneras o estanterías.

Ideas prácticas para la habitación del bebé
– Zonas: No abarrotes el espacio y distribuye las zonas de modo que con el tiempo puedas modificar fácilmente la ubicación de cada una de las piezas para dar lugar a cambios que evolucionen a medida que lo hace el pequeño.

– Iluminación: Una luz general y una específica en la zona del cambiador o junto a la cama serán suficiente. Eso sí, procura evitar lámparas de pie o cables no sujetos que puedan poner en riesgo la seguridad del pequeño.