IKEA retira una lámpara infantil que causó la muerte de un bebé
En Interiorismos damos ideas y consejos de decoración, pero en ocasiones puntuales nos vemos obligados a dar alguna noticia que pueda ser de interés para nuestros lectores. Este es el caso del post de hoy, en el que damos aviso de la retirada de una serie de lámparas infantiles de IKEA después de que un bebé de 16 meses haya fallecido por estrangulamiento con el cable de una de ellas.

Se trata de las lámparas de pared SMILA, las cuales puedes ver en la imagen de portada. Un artículo que presenta formas muy atractivas para la decoración infantil como flores, estrellas o una luna. En el momento de su salida al mercado IKEA aseguraba que este producto había pasado todos los controles de seguridad obligatorios, aunque recomendaba otras medidas que veremos a continuación.

El kit de seguridad

Por tratarse de un producto orientado a la decoración infantil que cuenta con un cable de más de 2 metros de longitud, IKEA recomendaba comprar aparte un kit de seguridad con el que poder fijar dicho cable a la pared para que los niños no pudieran manipularlo. Después de la desgracia ocurrida con el bebé fallecido, IKEA ha colgado en su web un aviso en el que pide a los usuarios de este artículo que se pongan en contacto con ellos para recibir dicho kit de manera gratuita.

IKEA retira una lámpara infantil que causó la muerte de un bebé
Sobre estas líneas puedes ver las referencias de los artículos retirados.

El aviso de IKEA

He hecho una captura de pantalla del aviso de retirada del producto para que veas con más detalle las indicaciones que IKEA hace a quienes cuenten con alguna de estas lámparas en su vivienda. Si este es tu caso, puedes ponerte en contacto con ellos en la sección de cambios y devoluciones de tu tienda más cercana o llamando al número de teléfono que facilitan.

IKEA retira una lámpara infantil que causó la muerte de un bebé
Este producto ha vendido más de 23 millones de unidades, por lo que consideramos que difundir su peligrosidad es importante para evitar que algo tan horrible vuelva a ocurrir.