Iluminación para la piscina
Como ya mismo tenemos aquí el verano, muchos estaréis pensando ya en la piscina. Con el buen tiempo, no hay nada mejor como darte un buen bañito sea a la hora que sea y disfrutar de la relajación o, de la diversión, que puedes tener bajo el agua.

Si eres un amante de la piscina, es importante que conozcas los recursos que te ayudan a disfrutar de ella la mayor cantidad de horas posible. Uno de ellos es la iluminación. Hoy en día tenemos varias opciones donde escoger dependiendo del efecto que queramos conseguir. Por eso, te vamos a presentar los diferentes tipos de iluminación a los que puedes acceder.

En primer lugar está la iluminación LED, muy de moda actualmente. Su componente principal son pequeñas bombillas que en gran cantidad producen un efecto muy atractivo. Se activa a través de un interruptor y los colores pueden variar dependiendo del estado de ánimo, de la decoración del patio o del efecto que quieras conseguir.

Iluminación para la piscina
Por otro lado tenemos la iluminación por Fibra Óptica, segura y con garantías. Este material evita el calor y la electricidad en los cables y reduce gastos en mantenimiento de las lentes fijas que están bajo el agua.

Otra opción son las lámparas flotantes que, además de iluminar, le darán un toque decorativo a tu piscina. Además, son flexibles, por lo que puedes usarlas también en cualquier lugar del jardín o en tu terraza. Son realmente innovadoras. Están compuestas de material hidrófugo que evita la humedad o las filtraciones. Su batería de extendida duración es otra de sus ventajas.

Iluminación para la piscina
Las lámparas halógenas es el modo de iluminación más usado. Se instalan tanto dentro como fuera de la piscina. Te la recomendamos si eres deportista o quieres ver las marcas hechas en la piscina cuando es de noche.