Iluminación sostenible y segura para la Navidad 2012
Ya llevamos días advirtiéndote: ¡la Navidad está muy cerca! Hay muchas cosas que no pueden faltar durante esta época: los regalos, el turrón, el árbol y la decoración navideña… Se trata de pequeños detalles que, unidos, crean una atmósfera súper cálida y acogedora, ideal para estos días en los que la familia está más unida que nunca.

Además de comprar el árbol de Navidad adecuado, debemos tener en cuenta otro concepto que va íntimamente ligado: la iluminación. Y es que durante estos días, tu familia y tú seguro que os encargaréis de iluminar el abeto, la puerta y otras zonas del hogar con algún tipo de iluminación navideña. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta tanto aspectos ecológicos y de ahorro como de seguridad. Nosotros queremos darte algunos consejos útiles en ese sentido.

Iluminación sostenible y segura para la Navidad 2012

Arreglos decorativos

Durante la Navidad, todo tipo de arreglos decorativos con luz tienen cabida en el hogar. Sin embargo, desde Interiorismos te proponemos que cambies las típicas guirnaldas por otro tipo de arreglos que incorporan tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, como la iluminación LED. Afortunadamente, los precios son más asequibles cada día.

La letra pequeña

Por supuesto, es imprescindible comprar productos de calidad que consuman lo mínimo e inspiren confianza. Para ello deberás fijarte bien en la caja, sobre todo en la letra pequeña, y asegurarte de qué tipo de iluminación estás comprando. Lo más importante es que cumpla las normas de seguridad de la Unión Europea.

Iluminación sostenible y segura para la Navidad 2012

Una Navidad segura

Así, tendrás que tener mucho cuidado de que los artículos que compres sean seguros y que los plásticos sean de calidad. Por otro lado, no se recomiendan hacer empalmes de cables, ya que puede haber riesgo de cortocircuito. Por supuesto, también tendrás que tomar precauciones al comprar las típicas velas navideñas. Lo mejor es que lo hagas en lugares de confianza. Por último, evita las corrientes de aire si hay velas encendidas y los centros de mesa muy recargados.