La belleza de las camas elevadas
No importa si tienes un dormitorio más grande o más pequeño, lo que importa es que encuentres la cama que se adapte a ti y a tus necesidades. Pero hoy no quiero hablarte de camas grandes, ni tampoco de cómo tienen que ser los colchones para que puedas encontrar tu comodidad. Hoy quiero hablarte de la belleza que las camas elevadas pueden aportar a tu habitación, de cómo son cómodas y del ahorro de espacio que te harán tener en tu estancia.

Para escoger una cama alta te tendrá que gustar porque aunque sea toda una tendencia en los hogares actuales a quién no le guste las alturas (por poca que sea) es mejor que no opte por este tipo de camas. Pero la realidad es que son muy demandadas gracias a que se puede ahorrar espacio en el suelo y/o aprovecharlo para otras cosas.

La elegancia de acceder a ellas

La forma de acceder a una cama elevada es muy parecida a cómo se accede a una litera. Normalmente se hace a través de unas bonitas escaleras y el diseño dependerá también de tus gustos personales y de lo que quieras conseguir con ella. Puedes optar por una cama elevada sin nada debajo, con un escritorio o un armario.

La belleza de las camas elevadas

Para qué tipo de dormitorios

Quizá pienses que una cama elevada es ideal para un dormitorio infantil o juvenil, y así es realmente. Pero con un tamaño de cama más grande una cama elevada también puede ser ideal también para un dormitorio de matrimonio o para una habitación de un adulto. Aunque parezca que es fuera de lo común, en muchas ocasiones lo que es “fuera de lo común” puede ser la mejor opción.

Más espacio

Con una cama elevada podrás ampliar el espacio de tus habitaciones y podrás adaptar el diseño al ambiente que quieras crear, pensando en el espacio y en el uso que quieras darle concretamente. Podrás pensar en el uso de la estancia dependiendo de si va dirigida a niños, a adolescentes o a adultos y así poder repartir el espacio de diferente modo.

La belleza de las camas elevadas
Si usas la zona baja de la cama elevada como un armario adicional, podrás ahorrar mucho espacio en la habitación y podrás gozar de un orden especial.

Más orden y mejor almacenamiento

Al tener la cama alta podrás pensar en mejores espacios de orden y almacenamiento. Una cama elevada te aportará una mejor sensación de organización, podrás tener todo mejor almacenado y la estancia se verá mucho más recogida. Esto hará que sea más acogedora y que tu descanso sea mucho más adecuado.

Un descanso ideal

Pero para quienes les gusten las alturas, una cama elevada sin duda será una forma diferente y algo mágica de poder descansar cada noche. A los niños les encantará la oportunidad de dormir de esta forma y a muchos adultos también. En relación al descanso de los niños, puedes dejar volar tu imaginación en cuanto al diseño para que los niños disfruten realmente de su cama elevada, ¿qué te parecería diseñar una cama en forma de barco, de coche de carreras, de castillo o quizá de árbol? Además de un lugar para dormir sería un lugar ideal para poder dejar volar la imaginación de los más pequeños.

La belleza de las camas elevadas
Sin lugar a dudas, una cama elevada es una opción bella y elegante que te puede proporcionar muchas oportunidades de decoración y de ahorro de espacio. No importa a quién vaya dirigido el dormitorio o la edad que tenga, lo que sí importa es que podrás disfrutar de una cama elevada y de todas su ventajas. ¿Ya sabes cuál modelo te gusta más?