La decoración a base de lunares

Los lunares son tendencia. Además de eso, el efecto que proporcionan en la decoración de interiores es de lo más alegre. Rompe la sobriedad de las estancias, le proporciona una interesante chispa estética y, sobre todo, las hace mucho más bonitas. Este post está dedicado a esos pequeños círculos y a las maneras en las que podemos usarlos, en todos los colores y estilos, para apoyar la decoración de nuestro hogar.

La decoración a base de lunares

En paredes, mesas, cojines, edredones o muebles, los lunares grandes o más pequeños van a tener una importante misión: dar un color nuevo a las estancias.

La decoración a base de lunares

Lunares sobre paredes

Los lunares pueden introducirse en todas las estancias, aunque dan muy buen efecto en dormitorios y salones, por las posibilidades que nos proporcionan los textiles y muebles que los ocupan. Si eres un amante de los lunares, puedes plantearte dar vida a la habitación incorporándolos en las paredes. La manera más sencilla de hacerlo es usando papel pintado, donde vas a encontrar diseños de toda clase, que puedes colocarlo tú mismo/a.

La decoración a base de lunares

Te recomendamos, especialmente si los lunares son muy grandes o utilizan colores vistosos, que elijas solo una parte de la pared en la que poner el papel pintado. Puedes decantarte por la pared más importante del salón o dormitorio, por una columna, un pasillo… Los lunares, usados en exceso, pueden cansar a la vista rápidamente y su abuso puede romper la armonía decorativa de los espacios. En cambio, usados sobre paredes en pequeñas dosis dará ese punto de exclusividad al lugar en cuestión y contribuirá a vestir las estancias de una manera increíble.

La decoración a base de lunares

Una vez escogido el diseño teniendo en cuenta tus gustos, el espacio del que dispongas y el estilo decorativo del habitáculo, verás cómo este particular diseño ha logrado revitalizar esos cuartos y hacerlos parecer mucho más alegres. Los colores y el tamaño de los lunares determinarán si la habitación pasa a ser más elegante o un poquito más informal. Lunares en negro o blanco de menor tamaño son más glamourosos, mientras los lunares grandes en vivos colores son más adecuados para espacios que sugieran alegría, como cuartos juveniles o infantiles.

La decoración a base de lunares

Estos lunares no tienen por qué siempre iguales. Puedes combinar sus colores y tamaños o elegir una disposición que los reparta por la pared de forma desordenada, como si acabáramos de lanzar una bolsa de confetti.

Otras opciones sobre paredes son pintarlos directamente (con plantillas, podrías hacerlo tú mismo/a) o incorporarlos mediante telas de colores redondas, espejos, u otros elementos.

Puertas con lunares

Las puertas pueden darnos igualmente muchas opciones decorativas. Si decides no incorporar los puntos en las paredes, una o varias puertas pueden servirte para aportar un extra en diseño en el hogar. Quedarán geniales en la puerta de entrada de la casa.

La decoración a base de lunares

El mueble punteado

¿Que no te apetece cambiar la decoración actual de tus paredes? Puedes introducir graciosos lunares igualmente sobre muebles. Destacarán más si lo haces sobre un mueble grande (como un sofá) o bien sobre dos o más pequeños (como dos mesas iguales o dos butacas) Elige un color más vivo sobre la base de este mueble si tu salón o habitación está decoradora en tonos más sobrios.

La decoración a base de lunares

Las alfombras con puntos: todo un acierto

Las alfombras y tapices son uno de los elementos más adecuados para introducir los lunares sin miedo a saturar los espacios. Una simple alfombra de este tipo es capaz de transformar la esencia de un ambiente y de vestirlo sobremanera. Elige una grande para el salón o bien pequeñas alfombras punteadas. Otra opción es en el felpudo de entrada a la casa o de entrada a la cocina. La combinación de los suelos lisos con estas alfombras punteada darán como resultado un precioso conjunto.

La decoración a base de lunares

La decoración a base de lunares

Edredones y cortinas: abre la puerta de tu dormitorio a los lunares

¿Quién dijo que un dormitorio no puede ser, al mismo tiempo, elegante y alegra? Los lunares van a darnos esta doble posibilidad sobre edredones o fundas y cortinas. Estas son un elemento perfecto para introducir los lunares porque los hará contar con un gran protagonismo sin recargar. Igualmente, podemos decantarnos por una bonita funda a lunares multicolores, en patrones de dos o tres tonos o bien un solo tono.

La decoración a base de lunares

Si queremos introducirlos en ambos elementos: edredones y cortinas, escogeremos un diseño menos vistoso, con lunares menos unidos entre sí y mediremos previamente su efecto en el caso de que la habitación no es muy grande y/o muy luminosa.

La decoración a base de lunares

Da vida a las estancias con cojines a lunares

Llegamos a un elemento en decoración que, si bien es pequeño, aporta mucho decorativamente. Cojines para los dormitorios, cuartos de estar y salones tapizados con lunares son una opción exquisita, que rompe el aburrimiento cromático en determinadas estancias y lo llena de vida.

La decoración a base de lunares

Igualmente, dependiendo el estilo del cuarto, podemos elegir entre numerosas variedades de puntos (más o menos unidos, con menor y mayor grosor…) para que nuestros cojines se conviertan en la niña bonita del habitáculo.

Un consejo adicional: si la pared de tu habitación está pintada en un color diferente al blanco (por ejemplo, azul o color teja), te recomendamos mantener la ropa de cama en un tono poco vistoso, incorporar dos cojines grandes del mismo tono que la pared y dos más pequeños (que se apoyarán sobre estos) con lunares de varios colores neutros (gris, beige, negro…) y ese tono, sobre un fondo blanco. Si lo prefieres, puedes añadir una funda para los pies de la cama del mismo color. El resultado es de lo más elegante y no fallarás en su efecto final.

La decoración a base de lunares

Accesorios con lunares para modernizar las estancias

Los lunares pueden incorporarse al hogar de muy diferentes maneras. Una muy original es hacerlo a partir de pequeños electrodomésticos, objetos y accesorios que tenemos en casa. Te sugerimos introducir lunares en los aparatos más insólitos. Por ejemplo, una bellísima tostadora a puntos para mimar a tu cocina, un bonito teléfono para el salón que sea el centro de todas las miradas, una lámpara con lunares dorados, dos taburetes altos, un microondas, la vajilla o los trapos de cocina. Lo bueno de los lunares es que puedes usarlos en casi todo, incluso en las toallas de ducha o sobre la mampara del baño.

La decoración a base de lunares

La decoración a base de lunares

Combinando diversos estilos de lunares sobre muebles

El mobiliario con muchos compartimentos, como una cómoda o un armario, nos ofrece grandes posibilidades para esta decoración de forma redondeada. Por ejemplo, podemos dar gracia a un aburrido zapatero o mueble blanco forrando cada cajón con un estilo de lunares diferente, uno con lunares más anchos, otros más unidos entre sí… Verás cómo tu casa parecerá mucho más moderna y su decoración más cuidada.

La decoración a base de lunares

Información útil para decorar con lunares

-El único peligro de este tipo de decoración sería recargar las estancias en exceso. Ve incorporándolo poco a poco y verás cómo encontrar el equilibrio no es difícil.

La decoración a base de lunares

-Los estampados con más cantidad de puntos y más unidos entre sí suelen ser menos vistosos. Elige esta modalidad si no quieres que los lunares no destaquen demasiado.

La decoración a base de lunares

-Igualmente, para lograr el efecto anterior, puedes escoger estampados con muy pocos lunares sobre la base, que sean solo un pequeño elemento, pero el color liso continúe primando.

-El color del fondo es tan importante como el color mismo de los lunares. Sobre un fondo blanco, estaremos dando toda la importancia al tono de los puntos.

-Los lunares más pequeños son más discretos que los que son muy grandes.

-Las combinaciones de muchos colores sobre los lunares nos proporcionan más informalidad. Por eso, un solo color, no hace destacar tanto los lunares, dos colores le da frescura, pero guardando un equilibrio, mientras que las composiciones multicolores de tonos muy vistosos dan una explosión de alegría y un carácter mucho más festivo.

La decoración a base de lunares

Combinaciones de lunares

– Lunares negros sobre un fondo blanco. Es una forma sencilla, pero de deliciosos resultado. Es perfecta para ambientes retro y quedará tan bien en dormitorios como en salones.

– Lunares blancos sobre un fondo negro. Algo diferente que la anterior, pero buscando el mismo efecto; sin duda una combinación glamourosa.

– Lunares rojos sobre un fondo blanco. Nos gusta esta combinación porque se encarga de dar mucha alegría, sin renunciar a la elegancia.

La decoración a base de lunares

– Lunares dorados sobre fondo blanco. Quedará muy bien en muros, puertas y paredes y le dará un toque brillante y de glamour, especialmente en estancias femeninas.

La decoración a base de lunares

– Lunares en vistosos colores sobre fondo blanco. Es una combinación perfecta para niños y jóvenes, es una explosión de alegría que nos recuerda a los confetti de las fiestas, aunque conviene tener cuidado sobre cómo lo incorporamos.

La decoración a base de lunares

– Lunares blancos sobre un fondo gris muy claro. Una de las combinaciones que podemos usar si queremos introducir los lunares en el hogar, pero no darles un protagonismo visual excesivo. Es una apuesta muy discreta, al igual que si escogemos cualquier otro tono pastel como fondo.

– Lunares fucsias y pistacho sobre fondo blanco. Perfecta para edredones y cortinas. Quedará genial en habitaciones para chicas adolescentes, sobre un edredón, una cortina o un stor.