La importancia de elegir un buen colchón
Nuestro hogar es el lugar reservado a nuestra vida privada, a la diversión, a la tranquilidad y al descanso. Todos los elementos que hay en ella tienen que intentar conseguir de una forma u otra este objetivo, por lo que debemos pensar en cada detalle que vamos a utilizar.

Descansar bien es imprescindible en nuestras vidas, y en este sentido nuestros dormitorios deben ser perfectos para ello: la cama (colchón, estructura y almohada), concretamente, debe adaptarse a todas nuestras necesidades para garantizar la cantidad y la calidad del sueño.

Sin embargo, un colchón es algo importante no sólo por lo que conlleva a nivel de salud, sino también porque es una inversión económica importante que exige reflexión, pues un error hará que durmamos mal o bien nos obligará a cambiarlo al poco tiempo.

El colchón debe ser firme, recto, y no ser ni demasiado blando ni demasiado duro. Además, lo mejor es que busques uno que se adapte perfectamente a la columna vertebral: hoy en día hay diferentes modelos que pueden ayudarte bastante.

Los colchones tradicionales de muelles fueron un éxito años atrás, pero con los años ha ido quedando obsoleto por sus desventajas respecto a los nuevos colchones. Por eso, aunque todavía podemos encontrar colchones de este tipo, lo más normal es que combinen el muelle con látex o viscoelástico con un sistema llamado ‘ensacado’, que protege el muelle con una bolsa de los materiales mencionados.

Los de látex tienen una buena firmeza y una perfecta adaptación al cuerpo. Garantizan un buen descanso porque son indeformables, antialérgicos, resistentes al polvo, y atérmicos, por lo que se adaptan a nuestra temperatura corporal. Si puedes permitírtelo, cómpralo de latex natural, porque además de durar más (de 10 a 20 años) es totalmente ecológico, suave y natural.

Muy similares a éstos son los viscoelásticos, aunque son un poco más firmes. Son los que mejor se adaptan a cualquier tipo de cuerpo y de necesidad gracias a su material y a su diseño ergonómico, que además tiene memoria inteligente, es sensible a la temperatura y se adapta como ningún otro al cuerpo.

Ahora también puedes comprar colchones de viscolátex, una combinación entre ambos materiales que recoge lo mejor de cada modalidad para darnos un descanso todavía más placentero.
Los populares y poco vistos colchones de agua no son nada recomendables para la salud, asó que ve olvidándote de ellos.

Los populares y poco vistos colchones de agua no son nada recomendables para la salud, así que ve olvidándote de ellos.