La mejor guía para la limpieza en primavera
La primavera ya la tenemos a la vuelta de la esquina y es muy probable que quieras tener tu casa a punto para cuando el sol y las buenas temperaturas empiecen a mostrarse en nuestras vidas. Pero a veces, después del frío parece que nos cuesta arrancar y que necesitamos un pequeño empujón para conseguir tener nuestro hogar a punto de nuevo.

Para poder empezar a limpiar y que sea algo producto será necesario que tengas en cuenta dos cosas: lo que debes limpiar y las tareas pendientes que se acumulan para cuando llega el buen tiempo. Además, quizá también debas fijarte en qué debes hacer en el exterior de tu hogar para que cuando llegue el buen tiempo puedas disfrutar en soledad o en compañía.

Limpiar ventanas

Una de las tareas pendientes que más se dejan hasta que llega el buen tiempo es lavar las ventanas. Si lavas la ventana un día que está demasiado soleado será mejor que intentes secarla rápido para evitar las manchas. Con una solución para lavar las ventanas y papel de periódico para secar los cristales puedes conseguir buenos resultados.

La mejor guía para la limpieza en primavera

Limpiar los exteriores

Otra tarea que suele dejarse a causa del frío del invierno es el cuidado y la limpieza de las zonas exteriores del hogar como por ejemplo los balcones, las terrazas o los jardines. Cuando llega la primavera es el momento de limpiar adecuadamente las zonas exteriores para prepararlas para su uso y disfrute.

Limpieza de rieles

La limpieza de los rieles también serán necesarios para poder tener el hogar en condiciones todo el tiempo. Si tienes puertas o ventanas correderas es probable que debas pensar si tienes que limpiarlas o no. Una idea para limpiar las zonas más difíciles es usar un cepillo de dientes viejo y después usar una manguera para extraer toda la suciedad y acabar con una esponja húmeda.

Las zonas altas

Las zonas altas también deben tenerse en cuenta para limpiarlas antes de que llegue la primavera. Aunque sea una vez al año deberás subirte a las escaleras y limpiar tus zócalos, los marcos de las puertas y todas esas zonas que de normal te olvidas que existen a no ser que hayan problemas. Puedes limpiarlo con una esponja y con un chorro líquido para lavar los platos, y si el agua que utilizas está tibia, mucho mejor.

La mejor guía para la limpieza en primavera

Limpieza de alfombras

Las alfombras son unas piezas estupendas y esenciales para la decoración de cualquier vivienda y por eso su limpieza debe ser minuciosa, así podrás disfrutar de este elemento práctico y decorativo cada vez que quieras ponerla en tus estancias. Lo ideal es hacer una limpieza profesional cada 12 o 18 meses. Aunque si tienes sitio en tu casa y se te da bien limpiarlas, puedes hacerlo en tu propia casa con detergente y agua tibia.

Limpiar debajo de los muebles y los electrodomésticos

Deberás mover los sofás, los muebles, los electrodomésticos y todos los elementos de tu hogar que normalmente no mueves y limpiar de forma rigurosa aquellas zonas que normalmente están ocultas. Esto es absolutamente necesario para evitar que la suciedad se acumule más de la cuenta debajo de cualquiera de estos lugares.

Renueva muebles

Si tienes un sofá de cuero puedes hacer una limpieza profunda, o quizá prefieras restaurar la tapicería. Utiliza un cepillo para la gamuza o utiliza un limpiador para la madera de los muebles. Pule aquellos muebles que pienses que necesitan un brillo extra o hazlo de forma natural.

La mejor guía para la limpieza en primavera
Para dar brillo a los muebles de forma natural, tan sólo necesitarás mezclar media cucharadita de aceite de oliva, media taza de vinagre o zumo de limón y ponerlo todo en una botella de spray. Rocíalo bien y pásalo con un paño de microfibra.