La moda retro del diseño Kitsch
Si buscas un diseño de lo más contemporáneo y original para que tu hogar sea un lugar ante todo cómodo y divertido, sin duda necesitas unos consejos de cómo conseguir un interiorismo totalmente kitsch.

El kitsch es algo más que un estilo decorativo, pues en él recaen objetos, muebles y estilos fuera de moda o que no tienen nada que ver los unos con los otros. Así, su estilo está en la falta de un estilo propiamente encasillado, en una divertida confusión y en el sólo aparente desorden.

Uno de los principios fundamentales es el de la explosión de colores, y es que el estilo se caracteriza por el uso de colores muy llamativos como el rosa fucsia, el rojo o el lila, mezclados con cualquier otro tipo de color como el blanco, el amarillo o el verde en cualquier tipo de superficie, ya sean paredes muebles u objetos.

No se puede hablar de una tendencia general en utilización de muebles, pues en este estilo todas las formas y son aptas: redondas, ovaladas, de líneas rectas, etc. Sí que es importante saber que es muy recomendable evitar todo tipo de muebles de decoraciones más clásicas y serias de líneas rectas, así como la elegancia suprema del estilo minimalista.

La moda retro del diseño Kitsch
Espejos o cuadros de imágenes divertidas en grandes marcos de estilo barroco de un color extra llamativo son un complemento casi obligatorio en cualquier estancia kitsch que se precie.

La acumulación es otro de los principios. Todo tipo de complementos divertidos tienen su lugar en esta decoración, así que no temas en colocar cualquier objeto nuevo o de segunda mano encima de tu mesa o colgada de tu pared, pues el carácter funcional de los elementos y del diseño no es para nada prioritario en este estilo.

Mezcla detalles con figuras de animales, representaciones religiosas, flores, fotografías, ornamentos de otras décadas o cualquier otro elemento que se te pase por la cabeza para conseguir la impresión más explosiva y extravagante posible.

Es un estilo con cierta tendencia retro apto sólo para los más originales, en el que se pone totalmente en juego a la imaginación y a la capacidad de abrir la mente, y es que en el kitsch todo sirve.