La segunda juventud de los galanes de noche

El otro día leía en una revista que las personas que preparan la ropa del día siguiente por la noche suelen ir mucho mejor vestidas al trabajo. Para este cometido que nos hará lucir más elegantes y cómodos, existe un mueble ideal: el galán de noche.

La segunda juventud de los galanes de noche

Este mueble de dormitorio puede ser de muy diferentes estilos, desde una simple barra para colgar nuestras prendas hasta una pieza de mobiliario extensible con decenas de compartimentos.. Los galanes de noche pueden suelen estar hechos de madera caoba, aunque también los encontraremos en pino, acero o aluminio. Algunos incluso incluyen una banqueta para que podamos sentarnos a ponernos los zapatos o las medias.

Los galanes de noche tienen una funcionalidad muy limitada, pero son muy útiles si buscas ese espacio para depositar la ropa y asegurarte de que no se te arrugue. Además, dan una nota de elegancia a los dormitorios, tanto individuales como matrimoniales, ocupando muy poco espacio. Otra de sus ventajas es que, cuando llegamos tarde a casa y estamos cansados, podemos dejar nuestra ropa usada sobre el galán de noche y no perder tiempo doblándola.

Aunque este mueble se asocia con tiempos pasados, se está volviendo a poner de moda. Los colores recomendados para esta pieza son los neutros, cerezo, blanco, negro o beige, aunque puedes dar un toque más colorido con él si lo deseas.

Los galanes de noche irán perfectos en las habitaciones de estilo clásico, romántico y vintage.

Tipos de galán de noche

Hay innumerables tipos de galán, desde el clásico, que no es más que una barra parecida al respaldo de una silla para dejar ropa, hasta los extensibles, que no ocupan apenas espacio en la habitación y nos permiten desplegarlos cuando vayamos a usaros.

La segunda juventud de los galanes de noche

También están los galanes que se componen de una simple barra con dos colgadores (uno para la ropa superior y otra inferior, por ejemplo) y accesorios, por ejemplo, de una bandeja. En ella, podemos dejar los complementos de pequeño tamaño, como los pendientes y el reloj.

La segunda juventud de los galanes de noche

Igualmente, podemos optar por un galán de diseño minimalista. Por ejemplo, el galán de noche moderno Peter viene con estructura y perchas en metal brillo y lacado blanco o nogal. Conseguirá que nuestras prendas siempre estén como nuevas, que no se arruguen, que se aireen durante la noche. Este mueble auxiliar estará dando una nota contemporánea que ayudará a vestir tu dormitorio.

La segunda juventud de los galanes de noche

Después tenemos los galanes de noche con las formas más sinuosas, que simulan por ejemplo a una flor o a una planta. Perfectos para habitaciones femeninas y matrimoniales, la gran ventaja es que dispone de pequeñas perchas para ir depositando todas tus prendas.

La segunda juventud de los galanes de noche

Si buscas algo más moderno, te recomendamos los modelos Steelix, en forma de cuadrado con dos barras a diferentes alturas para dejar tu ropa cada noche. Este galán es perfecto para dormitorios decorados de estilo minimalista.

Los modelos con banqueta siempre ocuparan algo más de espacio, pero con ellos estarás ganando enormemente en funcionalidad. Te servirá también para mantener ordenados tus zapatos y sin duda dará un toque muy interesante al dormitorio.

La segunda juventud de los galanes de noche

El modelo de estilo colonial es también uno de los clásicos. Probablemente, le hemos visto ya en algunas casas antiguas. Podemos darle un toque más moderno, si lo deseamos, para complementar el conjunto.

La segunda juventud de los galanes de noche

Los galanes de noche con cajones resultan, asimismo, muy funcionales, porque nos permitirán guardar todo tipo de complementos pequeños, como joyas, medias, ropa interior e incluso maquillaje. De esta manera, cada mañana a la hora de vestirnos lo tendremos todo a mano.

La segunda juventud de los galanes de noche

El galán de noche confeccionado en ratán con un estilo de lo más moderno también es perfecto para los más atrevidos y los que quieran huir de lo clásico. Este material nos ofrece grandes ventajas y el diseño de este mueble resulta muy atractivo.

También encontraremos en el mercado galanes de noche con espejo, lo que nos ayudará a comprobar que siempre estamos perfectos sin movernos de ese pequeño entorno.

Hay algunos, incluso más complejos como este galán de noche mesita. Con tres cajones, perchas y zapateros, verás cómo ocupa muy poco espacio para todo lo que ofrece. Es perfecto para situar en un esquinero de la habitación.

La segunda juventud de los galanes de noche

Después tenemos uno de mis preferidos: el galán de noche y tocador. Es un mueble de gran simpleza pero que nos proporciona todos los elementos para que nuestro galán de noche se convierta en un bonito tocador, gracias a las bandejas que nos permitirán almacenar todos nuestros cosméticos y joyas. Perfecto para las mujeres modernas, amantes de la frescura y para hogares con poco espacio.

La segunda juventud de los galanes de noche

Cómo construir nuestro propio galán de noche

Con un fácil trabajo de carpintería podemos fabricar nosotros mismos un galán de noche y personalizarlo a nuestra forma. En este caso, estaremos creando un galán de noche a una altura que nos ayudará en la misión de ordenar cada día nuestras prendas de ropa.

La segunda juventud de los galanes de noche

Necesitamos:

– Una percha de madera
– 2 listones de madera largos (dependiendo el tamaño del galán que queramos)
– 3 listones más cortos
– 2 listones pequeños planos que serán la base del galán.
– Clavos

Quitamos el gancho a la percha y la pintamos del color elegido para nuestro moderno galán de noche. Pintamos igualmente todos los listones.

Pegamos los listones largos a los más cortos de forma perpendicular para crear unas patas.
Los tres listones pequeños, los fijamos con clavos a las dos patas de forma horizontal.

La segunda juventud de los galanes de noche

Una vez formado el esqueleto del galán, los fijamos con los clavos a un extremo de la percha y repetimos con la otra pata la operacion.

Sólo nos quedará tapar los clavos con pegatinas o washi tape y hacer algunos dibujos o decorar con lunares si lo deseamos.