La teoría del color y el círculo cromático, una buena ayuda para pintar y decorar tu hogar
¿Has oído hablar alguna vez de la teoría del color? Se trata de un grupo de reglas básicas usadas en el arte de la pintura, el diseño gráfico, el diseño visual, la fotografía, la imprenta y en la televisión, para conseguir el efecto deseado combinando colores de luz o pigmento. La luz blanca se puede producir combinando el rojo, el verde y el azul, mientras que combinando pigmentos cian, magenta y amarillo se produce el color negro.

Pues bien, esta teoría puede ser muy útil para ayudarnos con la elección de los colores, ya que te permitirá combinar bien los colores y sus tonalidades y acertar a la hora de pintar y decorar tu casa. ¿Quieres saber cómo? A continuación te lo contamos.

Círculo cromático

Los principios de la teoría del color se basan en el círculo cromático, una rueda en la que están distribuidos los colores que conforman el segmento de la luz visible del espectro solar de forma correlativa. Así, partiendo del rojo, se pasa por el naranja, amarillo, verde, azul y violeta.

La teoría del color y el círculo cromático, una buena ayuda para pintar y decorar tu hogar

Los colores

En el círculo cromático están ausentes el blanco y el negro, pero sí que están reflejados los colores primarios (amarillo, magenta y cian) y los secundarios (rojo, verde y el azul), que nacen de la mezcla de los colores primarios. Los tonos claros de cada uno de estos colores se obtienen al añadirles blanco en determinadas proporciones. Por el contrario, los tonos oscuros se consiguen con la adición de negro. Y si quieres lograr otros matices, tendrás que mezclar colores primarios con secundarios.

El uso de este círculo permite ver, a primera vista, cuál es la armonía de un determinado color o tono con el resto. De esta amanera, podrás comprobar si funcionan bien juntos y resultan agradables a la vista.