Lámpara infantil solar con caritas divertidas
En la decoración infantil hay un elemento que en principio es accesorio, pero que en muchos casos se convierte en una parte imprescindible: la lamparita de noche. Esto es porque muchos niños necesitan un punto de luz para quedarse dormiditos, o para tener una referencia si se despiertan a media noche, evitando así que se sientan desorientados o asustados.

Dentro de la gran variedad de productos de este tipo que podemos encontrar en múltiples marcas y establecimientos, hoy veremos uno muy original, que además te supondrá un buen ahorro energético. Se trata de la lámpara infantil Globoy Blue Light, un simpático diseño con forma de muñequito que durante el día muestra una carita somnolienta, y durante la noche luce una pícara sonrisita. Del mismo modo, el gesto de los bracitos también ayuda a dar más realismo a ambas expresiones.

El producto

El truco es mucho más sencillo de lo que parece, ya que en realidad se trata de un diseño doble, puesto que cualquiera de los 2 extremos es una base. Si la pones sobre una de ellas, la lámpara estará apagada y con carita de sueño; esta es la postura que debe tener durante el día para que se recargue gracias a la placa solar que tiene en la parte superior. Cuando llegue la noche, la girarás para que esa parte sea ahora la base, y la parte que quedará para arriba será la que muestre la carita sonriente, que es la que contiene la luz.

Lámpara infantil solar con caritas divertidas
El hecho de que se recargue mediante placa solar es toda una ventaja, ya que el consumo es mínimo y te supondrá un gran ahorro. Además, el sistema funciona mediante un interruptor, por lo que podrás apagarla una vez que el niño se haya quedado dormido.

Podrás encontrar esta lámpara en diversas webs de venta online, para ello necesitarás introducir su nombre en tu buscador habitual.