Lámparas de papel para la decoración
Conseguir un hogar de diseño gastando lo mínimo es una posibilidad que a día de hoy nos permiten tanto las grandes como las pequeñas marcas de decoración con algunos artículos con buen gusto y precios bajos.

El que hoy queremos presentaros es uno de los low-cost de la decoración que más éxito ha tenido en los últimos años: las lámparas de papel.

Son originales, muy económicas y algunas de ellas también bastante fáciles de limpiar: todo ello las convierte en un excelente recurso para los hogares más modernos que quieren un interiorismo de diseño sin gastar más de la cuenta.

Lámparas de papel para la decoración
Además de las anteriores cualidades positivas, estas lámparas permiten aportar bastante luz a los espacios siempre y cuando sepamos qué colores son los mejores para ello: los tonos claros como los blancos y cremas (y sus derivados) son buenos para que la luz de la bombilla se distribuya en el espacio en forma de luz clara, pero el resto de colores pueden teñir la luz limpia (la blanca) y dar a los espacios un ambiente más apagado.

Algunas de estas lámparas se caracterizan por unas superficies cerradas (de formas redondas para el techo o rectangulares para la mesita) que no potenciarán precisamente la distribución de la luz en el espacio. No obstante, los modelos abiertos solucionarán en parte este problema en tanto que permitirán que los rayos de luz se esparzan por toda la estancia.

A modo de ejemplo, una de estas lámparas puede tener un precio a partir de los 4,99€ en IKEA.

Por otra parte, si eres buena con las manualidades no puedes dudar en personalizar tu propia lámpara de papel: solo necesitarás algunos materiales básicos, un poco de maña y bastante paciencia y… voilà! Tu lámpara exclusiva dará gran personalidad a la estancia.