Las claves de la decoración navideña al estilo nórdico
Gracias a la armonía que transmiten sus espacios y a la tranquilidad que genera un espacio sutilmente decorado, sin excesos de adornos, muebles, ni tecnología, el estilo nórdico ha ganado mucho terreno en los últimos tiempos. Como no podía ser de otra manera, también ha conquistado a un montón de personas en cuanto a la decoración navideña.

Como sabes, en los países del norte de Europa hace mucho frío durante el mes de diciembre, por lo que se intenta buscar una decoración sencilla para potenciar la claridad y dar mucha calidez en el interior del hogar, algo que se consigue, sobre todo, con el blanco, la madera y el amor por los pequeños detalles. Pero aún te queda saber un poco más sobre la decoración navideña de estilo nórdica. ¿Te apetece conocer más detalles?

Elementos naturales

Una de las principales características de la decoración navideña en los países del norte es el importante papel que juega la naturaleza. Así, en el estilo escandinavo se utilizan elementos como las piñas en los árboles y en los centros de mesa o la madera sin tratar. Por otro lado, el árbol de Navidad se caracteriza por ser sencillo: ramas secas de árboles con una decoración sencilla en tonos marrones, blancos o grises. En definitiva, se trata de una decoración mucho más natural que aquella a la que estamos acostumbrados, sin tanto color ni plasticidad

Las claves de la decoración navideña al estilo nórdico

Materiales

La lana de colores, mimbre, ratán e hilo rústico son los materiales más empleados a la hora de decorar ramas recogidas, velas, el árbol navideño, la puerta de entrada y cualquier otro objeto que te imagines. Ya sabes que la decoración nórdica es esencialmente detallista, por lo que es básico buscar pequeños detalles que den un toque rústico a cualquier rincón del hogar.

Manualidad en familia

Por otro lado, realizar manualidades en familia es un concepto muy importante, ya que la Navidad es un momento de reencuentro con los seres queridos. Así, los adornos e, incluso, el propio árbol navideño, son diseñados por la familia con el fin de unir a todos los miembros y conseguir resultados más bonitos.