Las claves de los dormitorios de inspiración nórdica
Mira que hay estilos decorativos, pero pocos son tan fáciles de conseguir logrando un efecto de armonía y equilibrio tan perfecto como el estilo nórdico, que suele representar espacios cálidos gracias al uso de determinados materiales y tonalidades y de una gran luminosidad.

Aunque es un estilo ideal para todo el hogar, creo que la idea de trasladarlo al dormitorio es de lo más interesante, ya que es en esta estancia donde buscamos relajarnos y estar cómodos, algo que recoge este estilo y con creces. Por eso, ahora vamos a darte las claves de los dormitorios de estilo nórdico. ¿Preparada?

Potenciar la luminosidad

Como sabes, el estilo nórdico tiene como objetivo fundamental lograr estancias cálidas, confortables y luminosas para contrarrestar la carencia de luz solar que es habitual durante gran parte del año en los países del norte. Por eso, la presencia de amplios ventanales es un factor fundamental, ya que permiten la entrada de luz natural y reflejan la claridad en cualquier rincón.

Las claves de los dormitorios de inspiración nórdica
Para potenciar esa luminosidad tan deseada, es aconsejable no usar persianas ni cortinas y utilizar colores neutros en revestimientos de suelos, paredes y techos, preferiblemente el blanco. En cuanto al suelo, lo mejor son las maderas claras o la pintura blanca, aunque tampoco es extraño encontrar suelos negros para lograr el contraste cromático.

Muebles

En cuanto a los muebles, destacan las líneas rectas y los diseños sencillos, con la madera como principal protagonista para aumentar la sensación de confort. Por otro lado, los dormitorios de inspiración nórdica se caracterizan por ser espacios desahogados, sin exceso de muebles y complementos. Para el mobiliario los colores más usados son los blancos, marrones, grises suaves y tonos madera claro. Pero además de todo esto, el estilo nórdico se caracteriza por la mezcla de diferentes corrientes decorativas procedentes de otras épocas utilizando piezas vintage o retro.

Las claves de los dormitorios de inspiración nórdica

Textiles

Los encargados de añadir un toque de color a los dormitorios nórdicos son los textiles, aunque siempre evitando las estridencias e intentando transmitir calidez. No pueden faltar alfombras, fundas nórdicas, mantas o cojines.