Las columnas en la decoración del hogar
Las columnas decorativas son uno de los elementos más interesantes que pueden elegirse para la constitución de un área específica que se quiere renovar o destacar. Están dotadas de una particular forma visual, que si viene acompañada por unos arcos en su forma superior, dotan la estancia de un aire de construcción antigua, capaz de enamorar a todo aquel entusiasta del más puro estilo clásico en la decoración del hogar.

Obviamente, las dimensiones del área donde se va a establecer el acolumnado tienen que ser considerables, sobretodo, si se quiere utilizar como línea divisoria entre dos ambientes perfectamente diferenciados, aunque destinados a un mismo fin. La verdad es que las columnas de interiores dan mucho glamur, y no sólo su construcción pasa por ser un ornamento estético, sino que, en muchas ocasiones, son parte del soporte de la estructura.

Si eres un amante de las columnas y tu vivienda no te permite la construcción de las mismas, quizá te interese saber que ahora podrás hacerte con una de ellas, en dimensiones reducidas, para decorar cualquier rincón de tu casa y hacer las delicias de quien venga a visitarte, ya que dispones de modelos de diversos colores, grosores y particularidades de uso que, definitivamente, se salieron del molde tradicional para el que fueron concebidos.

Las hay independientes, que pueden colocarse perfectamente en cualquier ambiente, donde no serán un mero objeto de decoración, puesto que podrás utilizarles como soporte de un libro de gran tamaño, de un jarrón que quieras destacar, así como colocar sobre ellas algunas fotografías. Ya sea de modo individual, o creando un espacio con 2 ó 3 piezas de diferentes dimensiones, darás a tu casa un aire que combine lo clásico con lo moderno, lo decorativo con lo funcional. Columnas decorativas que darán un toque de glamur a aquel lugar que hayas elegido como destino.