Las estufas de leña, tendencia en 2015
Estamos en pleno invierno, y aunque la primavera ya llega el mes que viene, lo cierto es que parece que nos queda aún mucho frío que pasar. Si hay un elemento indispensable a la hora de hablar del frío, es la estufa de leña, ya que puede darnos mucho calorcito en cualquier momento. Además, hoy en día hay una gran variedad de diseños, así que podrás elegir el que más encaje con la decoración de tu hogar.

Una de sus grandes ventajas es que podrás utilizarla durante muchos años, así que aunque pienses que ahora no le sacarás mucho partido, la inversión merece la pena ya que en unos meses tendrás que volver a ponerla. Además, siempre la puedes tener como elemento decorativo y sin necesidad de retirarla.

Las estufas de leña, tendencia en 2015

Su origen

Aunque no hay un dato claro, es muy probable que las estufas de leña sean las primeras que se inventaron. Nacieron a partir de las chimeneas que necesitaban leña para encenderse, como un elemento que sirviera para dar calor en el frío invierno aunque no tuvieras chimenea. Según se dice, la primera estufa que existió fue inventada por Benjamin Franklin y se conocía como “salamandra”, y funcionaba tanto con leña como con carbón mineral. En los últimos años han perdido mucho protagonismo, pero parece que se van a poner de moda otra vez.

Sus ventajas

Aunque hoy en día haya estufas mucho más baratas, tienes que pensar también a largo plazo, especialmente en lo que a consumo se refiere. La leña la puedes conseguir en algún bosque, siempre de forma legal y sin talar ningún árbol que no se pueda talar, que quede claro. También la puedes comprar en sitios especializados, y sin duda te sale mucho más barato que una de gas o eléctrica, ya que te subiría muchísimo la factura de la luz.

Las estufas de leña, tendencia en 2015
Al ser la leña natural y un combustible neutro en carbono, puede decirse también que estas estufas son ecológicas, y sin duda este es un tema en el que debes concienciarte mucho para proteger el medio ambiente. Si piensas que el tardar en calentarse por esperar a que la leñe se queme, eso está más que compensado con el hecho de que el espacio se mantendrá caliente durante más tiempo, y además el calor se expandirá más y hará desaparecer el frío por completo.

Por último, es muy destacable también la profunda renovación que han sufrido las estufas de leña. Los fabricantes las han modernizado y hoy en día puedes encontrar muchísimos diseños, tamaños y estilos, así que encontrarás la perfecta si tu decoración es rústica, clásica, moderna o de cualquier otro estilo. En la variedad está el gusto, y sin duda en este tema tienes la suerte de que la variedad es también muy amplia.