Librerías a medida
Rincones muertos, espacios difíciles, paredes que no sabemos cómo ocupar, falta de mobiliario para el almacenamiento… Las estanterías o librerías a medida son un gran recurso para solucionar algunos de los problemas más difíciles de la decoración, una idea de lo más práctica y decorativa para complementar las estancias de tu hogar.

En el sentido más práctico las estanterías a medida son perfectamente adaptables a cualquier rincón de tu hogar, desde pequeñas esquinas hasta espacios abuhardillados pasando por las zonas más bajas o altas de las paredes (sobre la puerta, por ejemplo). Además, las estanterías a medida también pueden servir para separar espacios.

En lo que al diseño se refiere solamente tendrás la posibilidad de encajarlas en el espacio (empotrarlas) o de apoyarlas sobre la pared, pues aunque las estanterías normales pueden tomar múltiples formas las empotradas acostumbran a seguir unas mismas líneas rectas y lisas.

Librerías a medida
Lo que evidentemente sí que podrás escoger con mayor libertad que nunca es el tipo de material, el color, la profundidad del fondo (en el caso de las empotradas las que marque el espacio) y las medidas exactas que quieres para cada espacio, lo que posiblemente dependerá de su función final. También puedes colocar puertas para crear pequeños armarios sobre algunas zonas de la superficie.

Si quieres que la estantería se integre en el espacio y no resulte demasiado llamativa lo mejor es que aproveches para pintarla en el mismo color que la pared.

En el caso de que tu estantería a medida sea para libros, fotografías u otros elementos ornamentales (no para el mero almacenamiento) lo mejor es que la dotes de una buena iluminación con un foco de luz en cada columna aproximadamente.

¿Un inconveniente? La exclusividad de un producto adaptado a nuestros gustos y necesidades resulta siempre más caro que el mismo producto fabricado en serie.