Libros para decorar tu hogar
Todos cuando vamos a visitar a alguien conocido y al entrar en su estancia vemos que tiene una biblioteca o un estante lleno de libros, todos y cada uno de nosotros (unos porque realmente les gusta la lectura y otros por mera curiosidad) nos acercamos a ver qué títulos hay en esos libros para decorar. Esta es una manera fácil y rápida para saber qué tipo de intereses tiene la persona a la que hemos ido a visitar, y por eso creo que pocos son capaces de evitar esta tentación.

Pero me he encontrado casos de decoración interesante o preocupante, como prefieras etiquetarlo… de personas que tienen libros en sus estanterías pero que no sirven para aprender de la persona que los ha colocado, porque simplemente están de adorno, es decir, que la persona que los ha colocado en sus estanterías nunca se los leerá. Entonces ¿por qué poner los libros en las estanterías si nunca serán leídos?

Decorar con libros para no leer

Así es, no sería la primera vez que me encuentro con personas que utilizan los libros únicamente para decorar sin intención alguna de adentrarse en la lectura. ¿Puede ser una forma de rellenar el espacio vacío? El propósito de muchas de estas personas tiene un propósito que va más allá de lo meramente estético; aparentar que son personas amantes de la lectura.

Decorar con libros para intentar leer

También existe el caso de personas que se compran libros pensando que sí que se los intentarán leer, pero que además quedarán bonitos en las estanterías. Seamos honestos, todos tenemos libros en casa que nos gustaron para comprar en la tienda pero que con el poco tiempo que se tiene habitualmente… simplemente se quedaron en la estantería, aunque nuestro interior quiera que sí que nos lo leamos.

Libros para decorar tu hogar
También puede ocurrir que algún día que estés limpiando te des cuenta de que tienes libros que nunca leerás, pero ves que queda tan bien en la estantería que “por si acaso” decides que siga decorando…

Decorar con libros leídos

Y después, está la otra parte de la decoración de libros, la que más me gusta, la que realmente tiene significado… aquella biblioteca que está decorada con un centenar de libros (o más) y que el propietario no sólo se lo has leído, sino que además cuando preguntas por el título de alguno que te ha parecido interesante, ya podéis tener tema de conversación para toda la tarde. Y es que con más o menos libros leídos, esta sin duda, es la mejor manera para decorar con libros.