Cómo limpiar un lavavajillas de forma natural
Hasta no hace mucho el uso de un lavavajillas no era necesario en los hogares, las personas estaban acostumbradas a fregar los platos y los cacharros a mano que a decir verdad, es una actividad que puede resultar hasta relajante. Pero el estrés diario y las prisas que nos hace tener esta sociedad hace que el fregar los platos se convierta en algo que nos entorpece nuestras rutinas diarias y por eso se inventó el lavavajillas.

El lavavajillas por tanto es una herramienta que en muchas familias se considera como imprescindible porque ahorra tiempo, dinero y energías. Esta máquina trabaja día tras día sin descanso para mantener los platos y los cacharros de cocina limpios y relucientes fuera del fregadero de la cocina. Pero, ¿eres consciente deque el lavavajillas en sí además de limpiar también necesita un buen limpiado de vez en cuando?

Los restos de salsa que o de otras sustancias pueden quedar atrapados y no desaparecerá por arte de magia si no lo limpias adecuadamente. Pero si no quieres utilizar productos químicos, no te preocupes porque quiero darte algunos consejos para que limpies tu lavavajillas y quede reluciente de forma natural.

¿Qué necesitas

Para limpiar tu lavavajillas de forma natural necesitarás:

– 1 taza de vinagre blanco destilado

– 1 tazón apto para el lavavajillas

– 1/2 taza de bicarbonato de sodio

– 1 recipiente apto para el lavavajillas

– cepillo de dientes que no utilices

– pincho de bambú o un palillo (opcional)

– toallas de papel

Cómo limpiar un lavavajillas de forma natural

Qué tienes que hacer

Deberás empezar dejando el lavavajillas vacío. Después retira el soporte de los platos de la parte inferior para que puedas acceder a los mecanismos, así empezarás por esta zona del lavavajillas a limpiar. Utiliza el palillo para eliminar cualquier material que se haya podido quedar atrapado en los listones de drenaje. Limpia alrededor de la zona de las bisagras de la puerta del lavavajillas y retira cualquier pieza desmontable que encuentres en el lavavajillas para limpiarla también con el cepillo de dientes.

El cepillo de dientes es una buena herramienta pero si no lo tienes, puedes hacer uso de cualquier cepillo pequeño que puedas utilizar para este fin. Al ser tan pequeños son ideales para poder limpiar las superficies más pequeñas o los lugares más escondidos de la máquina. Cuando quitas la suciedad con el cepillo, la suciedad deberás depositarla en la basura y volver a limpiar con el cepillo limpio, sino estarías ensuciando de nuevo.

Cómo limpiar un lavavajillas de forma natural

La limpieza a fondo

Esta última parte es la más importante. Después de haber usado el cepillo, coloca 1 taza de vinagre blanco destilado en un recipiente de vidrio y ponlo en algún lugar de la rejilla inferior del lavavajillas. Acto seguido coloca la media taza de bicarbonato de sodio en un recipiente en el estante superior del lavavajillas.

Cierra la puerta de tu lavavajillas y ejecuta un ciclo normal del lavado. Las propiedades antibacterianas del vinagre limpiará el interior del lavavajillas al disolver el líquido con la fuerza de la máquina. El bicarbonato de sodio es un agente con muchas propiedades que limpia y que al combinar con el vinagre facilitará aún más la reducción de la acumulación del agua dura.

Una vez que el ciclo del lavavajillas haya acabado, espera 20 minutos antes de abrir la puerta del lavavajillas, así el vapor que se concentra en el interior ayudará a limpiar un poco más el interior y a que quede totalmente desinfectado.

Cómo limpiar un lavavajillas de forma natural
Por último, sólo tendrás que abrir el lavavajillas y limpiar el exceso que haya quedado con una toalla de papel o paño limpio, aunque una esponja también te puede servir. ¡Y listo! Ya tendrás tu lavavajillas limpio y sin productos químicos.