Living Cube, un dormitorio modular ideal para pisos pequeños
Los muebles modulares reciben este nombre porque, generalmente, están fabricados por partes o módulos que permiten que estos sean desmontados y fáciles de transportar. En general, se trata de piezas que permiten múltiples funciones y que nos permiten sacar el máximo provecho del espacio para generar una mayor sensación de amplitud.

Lo cierto es que se pueden encontrar muebles modulares para todo tipo de estancias, incluidos los comercios o negocios, pero pocos son tan sorprendentes como el que ha creado el diseñador alemán Till Koenneker: el Living Cube, un dormitorio modular. ¿Quieres conocer más detalles sobre este interesante proyecto?

Aumentar el espacio de almacenaje

La idea de Living Cube surgió cuando Koenneker se trasladó a un apartamento con muy poco espacio de almacenaje. Así, realizó una serie de bocetos que el carpintero Remi Zimmerli plasmó sobre plano para ejecutar una estructura de 4 metros de largo, por 1,4 metros de ancho y 2 metros de alto realizada en madera teñida de negro.

Living Cube, un dormitorio modular ideal para pisos pequeños

El secreto está en el interior

El frontal está dividió en 16 secciones: doce de ellas para almacenar libros, CDs, DVDs o discos de vinilo, otra para colocar un televisor de hasta 8 pulgadas y otras cuatro para almacenar ropa. Por su parte, la zona de zapatero tiene una capacidad para 12 pares de zapatos y el amplio perchero para 10 o 15 abrigos. Pero como te hemos comentado, lo mejor está en su interior, donde guarda un amplio vestidor con unas estanterías metálicas para almacenar el resto de pertenencias, aunque podría tener otros usos como, por ejemplo, zona de estudio o trabajo.

La cama

Como te hemos comentado nada más empezar, se trata de un dormitorio, por lo que todavía falta la cama que, como habrás podido imaginar, se encuentra en la parte superior, a la que se accede a través de una escalera que forma parte de la estructura. Tras colocar el colchón, aún queda espacio para colocar algún que otro objeto.

La idea ha gustado tanto que Koenneker y Zimmerli han decidido comercializar y ampliar las posibilidades de Living Cube a partir de 2014.