Loft estilo escandinavo
Los lofts son esos monísimos apartamentos sin paredes que tan de moda se han puesto en los últimos años, pisos en los que hasta las pequeñas dimensiones se convierten en una factor añadido y no en una pega.

Si estás pensando en la decoración para tu encantador loft, lo cierto es que además del minimalista o del industrial el estilo escandinavo resultará genial para la decoración, y es que este estilo nórdico favorece que hasta los espacios más reducidos se vean más amplios y luminosos.

Con el estilo escandinavo tu loft será un espacio práctico, organizado y súper funcional sin renunciar a un gran diseño y un estilo fuera de lo común.

Loft estilo escandinavo
Para empezar apuesta por pintar tu apartamento con colores muy claros como el blanco, por ejemplo, pues este color ayudará a dotar de luz extra a todo el piso y creará un efecto de amplitud. Tranquila, porque ya darás llamativos toques de color con los elementos decorativos y los textiles.

Debes potenciar al máximo la luz en el espacio, pues los espacios claros y despejados siempre se ven más grandes que los oscuros y abarrotados. Para ello debes distribuir los muebles de una forma ordenada, dejando los más altos siempre apoyados en la pared para que no interfieran en el paso de la luz natural que entra por la ventana que, por cierto, también deberá tener unas cortinas claras que favorezcan la luminosidad.

Los muebles que propone el estilo escandinavo son de maderas claras y hasta pintadas en blanco, con unas líneas rectas y sencillas que apenas ocuparán espacio visual o físico en tus estancias.

Contrasta todos estos elementos claros (paredes, muebles, etc.) con otros colores más alegres en detalles como alfombras, cojines, lámparas, relojes o estanterías, por ejemplo, de modo que el diseño no deje de ser sorprendente y divertido.