Los artículos de decoración más originales
Nuestra casa es ese lugar en el que pasamos los mejores momentos de la vida. Por ello, es reconfortante sentarte a descansar y poder disfrutar con los cinco sentidos de todo lo que te rodea. La mayoría de los objetos que conforman la decoración de nuestro hogar son funcionales y de primera necesidad, pero, en ocasiones, es un placer poder permitirse el lujo de disponer de piezas que un día formaron parte de la decoración habitual y que ahora, pasados los siglos, dan un aire bohemio a aquel rincón de la casa donde decidas colocarlos. Dos de esos objetos que a mí más me entusiasman son los que os dejo a continuación:

– Bargueño: una pieza que me cautiva cuanto más la miro. Creados en el siglo XI por un grupo de artesanos toledanos, desterrados a Bargas (de ahí su nombre), fueron utilizados en su origen como cofres donde las novias guardaban su ajuar, también como cajas de caudales para dinero y correspondencia, y también como parte superior de un escritorio, donde sus numerosos cajones custodiaban manuscritos y todo tipo de documentos. En la actualidad, las mejores piezas son las que se han conservado en Museos, Palacios, Castillos y Fundaciones, aunque también las hay a la venta para domicilios particulares. Muchos de ellos son piezas únicas y tienen un interés histórico excepcional.
Los artículos de decoración más originales
– Gramófono: durante los años 20 y 30 se fabricaron gramófonos domésticos y maletas de bocina interna, y en la actualidad, disponer de uno de estos aparatos va más allá de la decoración. En un tiempo en el que las nuevas tecnologías abarcan por completo el mundo de la música, cada vez más digitalizado, es fantástico ver como una aguja posada sobre un plato giratorio a manivela, envía vibraciones a una membrana y se transforma en música sin más tecnología que la que ves a tu alcance. Sorprende a tus visitas con el memorable sonido del vinilo.