Los biombos, elegantes y funcionales separadores de espacios
No estamos acostumbrados a utilizarlos o a verlos demasiado en la decoración de interiores más habitual y, sin embargo, los biombos son un perfecto recurso para dar una solución de lo más decorativa al problema de la separación de ambientes en el hogar.

Existen muchos estilos con diseños y funcionalidades también diferentes, por lo que lo ideal antes de hacerte con uno para el hogar es conocer un poco más acerca de ellos.

Para empezar, debes saber que existen varios tipos de biombos diferentes, entre los que se encuentran los de caballete (frente a la chimenea), los de pértiga (con pantalla movible) y los de estante, entre otros.

No obstante, los biombos más habituales son los de estilo oriental, los típicos de 4 a 8 hojas que todos nos hemos acostumbrado ya a ver (aunque pueden llegar a tener tantas hojas como deseen puesto que no hay un límite establecido).

Los biombos, elegantes y funcionales separadores de espacios
En cuanto a los materiales y los diseños existe una amplísima variedad de modelos entre los que sin duda encontrarás tu biombo ideal: De madera, de tela, de cristal, lisos, con dibujos (de motivos naturales u orientales, paisajes, fotografías…), etc.

Entre las funciones principales del biombo se encuentra como decíamos anteriormente la de separación de espacios en el hogar, especialmente útil en las estancias demasiado grandes y también ideal para los pisos más modernos (estilo loft o similares) en los que habitualmente no hay paredes separadoras.

A pesar de esto, hay algunos hogares en los que la separación de espacios no es la causa sino la consecuencia de incluir el biombo en la decoración, y es que puede resultar también un perfecto elemento decorativo (perfecto para todos los estilos) al que algunos no pueden resistirse.

Ya sabes, si estabas reorganizando tu hogar ten en cuenta este práctico recurso para dar un toque chic y elegante al ambiente.