Los mejores colores para las zonas de paso
La elección de los colores no solo es clave a la hora de decorar estancias como los dormitorios, el salón o la cocina. También es esencial que escojas con detenimiento las tonalidades que van a formar parte de las zonas de paso como el recibidor, la escalera o los pasillos, rincones del hogar que solemos tener bastante olvidados.

Si quieres saber cuáles son los mejores colores para la entrada de tu hogar y para todas las zonas de paso de tu vivienda, no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación. Eso sí, antes de nada debes tener en cuenta que, como se trata de lugares generalmente pequeños, es preferible decantarse por colores claros para no generar sensación de agobio y potenciar la amplitud visual.

Una similitud decorativa

Las zonas de paso son antesalas a una estancia o espacios que comunican dos habitaciones. Por eso, lo ideal es que estos lugares guarden una similitud decorativa con las estancias que unen, ya que un cambio brusco podría afectar a la visión. De hecho, si una estancia está decorada con colores oscuros o intensos y la zona de paso con colores claros y luminosos, tus ojos sufrirán un deslumbramiento al pasar por ella y, al entrar en la siguiente estancia, lo harás cegado y tardarás unos segundos en acostumbrar tu vista a la decoración.

Los mejores colores para las zonas de paso

El recibidor

Mención aparte merece el recibidor, ya que puedes tratarlo de dos formas distintas: como si fuera una zona de paso o como una estancia más, centrándote en lo que te apetece ver al llegar a casa.

Además, hay que tener en cuenta que las viviendas hoy en día son tan pequeñas que cada vez se destinan menos metros al recibidor y, desde él, suele verse la estancia contigua, lo que hace que las estancias prácticamente se fusionen. Por eso, si quieres que el recibidor se diferencie de la otra habitación, lo mejor es optar por una decoración completamente diferente. En cambio, si quieres que el recibidor sea una antesala de la siguiente estancia, lo decorarás y pintarás siguiendo el mismo estilo que en la siguiente habitación para mostrar una continuidad.