Los mejores cuidados para los muebles de cuero
Todos los muebles requieren una serie de cuidados para poder conservarse en las mejores condiciones, así durarán más tiempo y lucirán mucho más bonitos. A la hora de cuidarlos es muy importante tener en cuenta el material del que están hechos para poder hacerlo bien y, sobre todo, no estropearlos.

Los muebles de cuero son muy elegantes y le dan un toque sofisticado a cualquier estancia, como sillones, sofás, mesillas o butacas, por ejemplo. Si tienes muebles de cuero y quieres saber cuáles son los mejores cuidados que deben recibir, sigue leyendo y lo descubrirás.

Para muebles de cuero…

Los mejores cuidados para los muebles de cuero

Ubicación

La mejor manera de empezar a cuidar tus muebles de cuero es eligiendo una buena ubicación, como por ejemplo no dejándolos expuestos a la luz solar, por poca que sea. Si van a recibirla, debe haber siempre una cortina o estor de por medio, ya que esa luz no solo desgasta, también puede quemarlos.

Mantenimiento diario

Si tienes un mueble de cuero debes saber que los cuidados son prácticamente diarios, no únicamente una vez a la semana o cuando esté sucio.

– Al menos debes limpiar el polvo a diario, bastará con pasar un trapito o paño de microfibra para que se mantenga siempre reluciente. Si el polvo se incrusta y se acumula, después será mucho más difícil de quitar.

– Puedes pasarle también la aspiradora para eliminar la suciedad, no te olvides de todos los rincones, que es en donde más se acumula la suciedad.

Los mejores cuidados para los muebles de cuero
– Es recomendable aplicar con cierta frecuencia, por ejemplo una vez a la semana, productos que sean específicos para el cuidado de muebles de cuero. Como es un material natural necesita hidratación periódica para no resecarse, y eso se lo puedes dar con estos productos. Sigue siempre las instrucciones del fabricante con respecto a su uso.

– Aunque hay gente que lo hace, no es recomendable limpiar superficies de cuero con agua y jabón, ni tampoco con cualquier producto de limpieza genérico que contenga componentes químicos. La piel natural es muy sensible y podría resultar gravemente dañada con ellos, además de inmediato.

– Si cualquier líquido se vierte en el cuero, deberás limpiarlo inmediatamente con papel absorbente o un trapo seco. Con esto evitarás que penetre en el cuero y se seque, haciendo así que se quede una mancha prácticamente imposible de quitar después.

– En el caso de que el cuero sea de la tapicería de algún vehículo, las recomendaciones son muy similares, así que te servirá con tener en cuenta todo lo anterior.

¿Conoces algún otro truco o remedio casero interesante para limpiar muebles de cuero? ¡Compártelo con nosotros!