Los mejores sitios para colocar espejos
Los espejos son herramientas de gran importancia en la decoración del hogar, ya que son los encargados de crear una sensación de mayor continuidad en el espacio, ofreciendo así una mayor amplitud y una perfecta profundidad en las estancias. Además, son ideales para aumentar la iluminación en cualquier ambiente donde sean colocados, creando una perspectiva distinta que llamará la atención de todos. Por supuesto, son completamente útiles para contemplarnos siempre que lo necesitemos.

En realidad, estos elementos decorativos pueden estar en casi cualquier espacio de la casa, excepto en la cocina, donde su utilidad estaría bastante limitada y correría el riesgo de mancharse mucho. Sin embargo, sí es aconsejable ponerlos en otros lugares de la casa. ¡Te explicamos cuáles a continuación!

Los mejores sitios para colocar espejos

Acicalarse antes de salir

Es realmente útil contar con al menos un espejo grande en el hogar, que permita a una persona observar el reflejo de su cuerpo entero. Esto es más práctico, sobre todo, antes de salir de casa, para comprobar cómo queda la vestimenta elegida, cómo combina con el calzado o acicalarse. Por eso, es ideal colocar este tipo de espejos en el dormitorio, en el vestidor o, por ejemplo, en el recibidor.

Espejos grandes

Los espejos grandes pueden colgarse de la pared a través de tornillos y tacos, sin que su límite inferior quede a ras del suelo, aunque también cabe la posibilidad de dejarlos apoyados sobre el suelo y la pared, formando un pequeño ángulo, especialmente en espejos con marcos grandes y pesados. Eso sí, este recurso solo se recomienda para estancias amplias en donde no suelan transitar los niños.

Los mejores sitios para colocar espejos

Lugares destinados al descanso

Por otro lado, es recomendable que no haya espejos justo enfrente del sofá, sillones u otros lugares destinados al descanso, ya que el reflejo del cristal puede causar molestias en quienes los ocupen, algo que también puede ocurrir en el dormitorio.

Estancias pequeñas

Donde sí son recomendables los espejos en estancias pequeñas que haya que agrandar visualmente y donde sea necesario reflejar la luz. Para logarlo, es necesario pintar paredes y techos de colores claros. Lo mejor es colocar el espejo en un lugar que refleje una parte bonita de la decoración y, en el mejor de los casos, la luz natural proveniente del exterior.