Los muebles ideales para las habitaciones infantiles pequeñas
Las viviendas son cada día más pequeñas pero, afortunadamente, la escasez de espacio ya no es un problema. Siendo conscientes de que la mayoría de pisos que se construyen hoy en día no superan los 90 metros cuadrados, los fabricantes de muebles se han puesto las pilas para crear muebles que se adapten a nuestras necesidades.

Las estancias que más suelen sufrir de la falta de espacio son las habitaciones infantiles, que, contrariamente, necesitan de sitio para guardar las pertenencias de los más pequeños y, por supuesto, para que los niños puedan jugar y hacer los deberes. Como te decía, afortunadamente los fabricantes se han dado cuenta de lo que se necesita en las viviendas de hoy en día. Así que nosotros vamos a hablarte del mejor mobiliario para las habitaciones infantiles pequeñas.

Camas-nido

El mueble imprescindible para una habitación de pequeñas dimensiones es la cama-nido, que además de permitir un descanso de calidad para el niño, incluye espacio para almacenar. Además, también puedes instalar otra cama para que tus hijos puedan invitar a sus amigos a dormir. No hace falta que mencionemos las literas, tan prácticas para este tipo de habitaciones

Los muebles ideales para las habitaciones infantiles pequeñas

Muebles a medida

Tampoco es mala idea que te decantes por los muebles a medida, que aunque pueden resultar un poco caros, son geniales para aprovechar cada milímetro de la estancia, algo imprescindible para las habitaciones pequeñas.

Muebles convertibles

Por otro lado, es bueno que a la hora de comprar muebles pienses en el futuro. Así, es buena idea que optes por comprar muebles que se adaptan a las diferentes edades de tus hijos: una cuna que se convierte en cama, cambiadores que evolucionan a escritorios, alfombras que pueden ser zonas de juegos…

Los muebles ideales para las habitaciones infantiles pequeñas

Estantes volados y objetos para almacenar

También te vendrán geniales los estantes volados, ya que son perfectos para guardar lo que no se utiliza demasiado sin crear sensación de agobio. Como el orden es imprescindible en este tipo de habitaciones, es buena idea contar con cajas con etiquetas, cestos de mimbre o baúles con ruedas.